Distrito perdería $5.800 millones si Concejo no aprueba el POT

La administración Petro ha invertido cerca de $6.000 millones en la formulación del proyecto.

El Espectador

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que por estos días discute el Concejo de Bogotá fue cuestionado por el contralor Distrital, Diego Ardila Medina, quien advirtió a la administración del alcalde Gustavo Petro que se podrían perder 5.800 millones de pesos que se han invertido en la formulación del proyecto si el Cabildo no aprueba la iniciativa de modificación.

La Administración ha ejecutado más de $5.800 millones en la formulación del proyecto de modificación excepcional del POT, recursos, que en consideración de la Contraloría de Bogotá, estarían en situación de riesgo al no ser aprobado por la instancia correspondiente, es decir el Concejo de Bogotá, por el no cumplimiento de lo consagrado en las normas correspondientes que regulan la materia, dicho sea la Ley 388 de 1997 y sus decretos reglamentarios”, señaló el ente de control.

Según la Contraloría, al modificar sustancialmente los instrumentos de planeación vigentes se estaría desconociendo los recursos invertidos por más de 10 años para su desarrollo, que ascienden a $35.231 millones de pesos.

Es igualmente preocupante la inseguridad jurídica que genera la propuesta de modificación en la aplicación de la norma urbanística al no contener derogatorias expresas de la norma, lo cual puede acrecentar los casos de infracciones al régimen urbanístico y el desarrollo desordenado de la ciudad”, agregó el ente de control.

Medina considera que sigue siendo recurrente en la administración distrital presentar proyectos carentes de estudios técnicos que soporten sus decisiones.

En cuanto a los efectos en el gasto, dice la Contraloría, el POT se instrumentaliza y se le da operatividad a través del desarrollo de las normas urbanísticas y éstas crean obligaciones y derechos para los inversionistas y propietarios del suelo, teniendo en cuenta que el actual POT lleva una vida de 13 años, existe ya un camino recorrido el cual ha generado obligaciones y derechos, “luego cualquier cambio afectará positiva o negativamente estas obligaciones o derechos de la ciudadanía”.

La Administración no cuenta con estudios que permitan evidenciar el rigor y soporte técnico de los escenarios de proyección financiera y sus efectos en los ingresos y gastos frente a las decisiones que contiene el proyecto de modificación del POT”, señala el informe.

La Contraloría de Bogotá asegura que el proyecto POT no se ajusta a los presupuestos y procedimientos establecidos en la Ley 388 de 1997, así como en sus decretos reglamentarios, ya que modifica objetivos, estrategias, políticas de mediano y largo plazo y de contenido estructural.