Distrito prepara medidas para mitigar daños por heladas en zona rural de Bogotá

El fenómeno de ‘El Niño’ reduce la producción de leche, carne y la natalidad en la ruralidad bogotana.

 La Secretaría Distrital de Desarrollo Económico, a través de la subdirección de Desarrollo Socioeconómico, dispone medida contra el impacto del fenómeno de ‘El Niño’, el cual debe medirse en un corto, mediano y largo plazo.

La presencia del fenómeno afectará principalmente labores como el cronograma de siembras, el establecimiento y mantenimiento de actividades agropecuarias, el consumo de agua, el normal desarrollo fenológico de los cultivos, ciclo de vida de plagas y enfermedades, rendimientos, oferta y precios de los productos agropecuarios durante y después de su culminación.

Uno de los efectos de ‘El Niño’, son las heladas, que en la sabana de Bogotá se dan por el enfriamiento progresivo e intenso del suelo, que se produce mayormente en las noches de cielo despejado. La humedad de la atmósfera, que puede ser relativamente cálida y seca, se condensa sobre las superficies sólidas en forma de rocío o congelándose. Si esas superficies se hallan a menos de 0°C., el agua de las células de las plantas se congela y se rompen, con lo que los tejidos de las plantas sufren daño a nivel fisiológico.

Este tipo de condiciones implican una afectación para las actividades agropecuarias, por lo que es importante que los productores acaten las siguientes recomendaciones dispuestas por el Distrito:

Para la ganadería, se recomienda la construcción de pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las pocas lluvias; la construcción de cobertizos o siembra de árboles para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daños en la piel de los bovinos; la utilización de bloques multinutricionales; la disminución de la carga animal por hectárea, haciendo una mejor redistribución de los animales por potrero o sacando anticipadamente las vacas de baja producción; y establecer planes de suplementación nutricional con subproductos como: licor o afrecho de cervecería, vinaza, contenido ruminal, tallo o vástagos de plátano, melaza, residuos de cosecha (zanahoria, remolacha, papa, plátano, banano, yuca, etc.), pulpas y cáscaras de frutas, henos, tamos tratados con amoniaco o urea, gallinaza, porquinaza, torta de palmiste y subproductos de la industria de la yuca.

Los agricultores, deben preparar el suelo con arado de chuzo o de cincel, incrementar el uso de abono orgánico, mantener coberturas vivas y/o muertas en el suelo, evitar el sobrelaboreo del suelo, optando por la labranza mínima, labranza cero o arar con cincel, incorporar residuos vegetales o materia orgánica al suelo y el riego por aspersión, método con el que se aprovecha el calor que se desprende durante la formación de hielo.

Temas relacionados