Distrito prohíbe manifestaciones antitaurinas para evitar violencia el próximo domingo

El alcalde Enrique Peñalosa anunció, en un primer momento, que se iba a aumentar la presencia de policías para proteger a los asistentes a la Plaza. Minutos después, comunicó que no permitirán manifestaciones en las inmediaciones.

Cristian Garavito - El Espectador.

El regreso de las corridas de toros a Bogotá demostró, una vez más, la profunda división que hay en la sociedad capitalina respecto a este tema. Mientras que los taurinos, en lo que consideraban como un grito de libertad se aprestaban a ingresar a la Santamaría para ser testigos de una corrida luego de cinco años, a las afueras del recinto miles de voces y pancartas protestaban por el regreso del espectáculo, que toman como un retroceso en el comportamiento de la sociedad. (Lea: Regreso de toros a Bogotá: argumentos a favor y en contra de la ‘fiesta brava’ ¿Quién tiene la razón?)

Gritos, golpes, escupitajos y hasta botellazos, fueron la reacción de los opositores a las corridas de toros, provocando desmanes que dejaron cinco capturados, once heridos y siete conducidos a la UPJ. Y para evitar que esta situación se repita el próximo domingo, segunda jornada de la temporada taurina, el Distrito decidió prohibir todo tipo de manifestación en inmediaciones de la Plaza de Toros. (Lea: Por dentro y por fuera: Así se vivió el regreso de los toros a Bogotá)

La decisión fue comunicada este lunes por el alcalde Enrique Peñalosa a través de su cuenta de Twitter, mediante la cual el burgomaestre manifestó durante todo el día su desaprobación a los hechos violentos que protagonizaron el regreso de la temporada taurina a la ciudad. En un principio, la decisión del Distrito fue hacer todo lo necesario para ofrecer seguridad a los taurinos que irán a la plaza, pese a manifestar repetidas veces su desacuerdo con la tauromaquia. Fue así que Peñalosa dio a conocer que aumentarían el número de uniformados en los alrededores de la Santamaría, para proteger a los asistentes a las corridas del próximo domingo. (Vea: Imágenes del tenso regreso de los toros a la Santamaría)

No obstante, minutos más tarde el alcalde anunció que no permitirán ningún tipo de movilización en las afueras de la plaza, que hace poco más de 24 horas eran escenario de una verdadera batalla campal entre antitaurinos y policías del Esmad, que protagonizaron quizás el hecho más crítico en la historia de la tauromaquia en Bogotá. “El próximo domingo aumentaremos los efectivos de Policía para proteger a quienes vayan a Plaza Santamaría”, anunció en un principio el alcalde. “Debido a la violencia que se presentó, el próximo domingo no permitiremos manifestaciones en las inmediaciones de la Plaza Santamaría”, agregó minutos después. (Vea: Bogotanos opinan sobre el regreso de los toros a la Santamaría)

La violencia durante las manifestaciones fue tan delicada, que incluso los grupos que se movilizaron empezaron a dividirse, y los animalistas y opositores a la tauromaquia rechazaron las acciones de los más radicales, que llegaron a lanzar objetos y agredir físicamente a los amantes de la lidia solo por no estar de acuerdo con su afición.

Pero la decisión no cayó muy bien entre los antitaurinos, en especial entre los animalistas que llevan años intentando desmontar el espectáculo en el país. A través de la misma red social por la que hizo el anuncio el alcalde, la directora de la Plataforma Colombiana por los Animales, Natalia Parra, recriminó a Peñalosa por lo que consideró como un doble rasero del alcalde en cuanto al acatamiento de órdenes judiciales. “Enrique Peñalosa ¿Acata orden Corte de devolver corridas, entendible, pero no acata Constitución sobre derecho a la manifestación?”, afirmó Parra en su cuenta.

últimas noticias