Distrito responde a Personería que plusvalía se cobra como establece norma

El secretario de Hacienda manifestó su preocupación por la denuncia de ese ente de control que asegura que en 12 años se ha dejado de cobrar por ese impuesto $269 mil millones.

Archivo El Espectador

Con preocupación recibió el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla González, las declaraciones de la Personería según las cuales, la ciudad no estaría recaudando lo que debería por concepto de la contribución de plusvalía.

"Nos preocupa que se le diga a la ciudad que debería estar recaudando mucho más de lo que realmente se puede porque genera incertidumbre y desconfianza", señaló el funcionario. "En los últimos nueve años hemos recaudado $123 mil millones, es decir, unos $13.500 millones al año", informó.

Bonilla fue enfático al afirmar que "la Administración de Bogotá le puede decir a los ciudadanos que esa contribución se ha liquidado tal y como lo establece la Ley 388 de 1997 y el acuerdo 118 de 2003 (que reglamentan la contribución)". Así mismo, advirtió que si se quiere otra norma "hay que tramitarla en el Congreso de la República".

El secretario de Hacienda además resaltó que Bogotá es la ciudad que más ha desarrollado el instrumento de la plusvalía e incluso, que se destaca como una de las mejores en América Latina.

Acompañado de su equipo técnico, tanto de Catastro como de Impuestos, el secretario de Hacienda hizo otras precisiones como que "no todo predio o edificación nueva genera cobro de plusvalía". De ahí, que consideró inexacto atribuir el supuesto no cobro de la contribución a 721 mil predios nuevos (mencionados por el ente de control), por el sólo hecho de ser nuevos.

El funcionario atribuyó a la falta de claridad de la norma la dificultad para liquidar masivamente la plusvalía. De hecho, "de 94 UPZ que hay en Bogotá, sólo en 48 se ha podido liquidar lo que significa que en más de la mitad de la ciudad, no se ha podido hacer porque la norma no lo permite".

“Una restricción adicional para liquidar la contribución fue generada por la Ley Antitrámites, debido a que permitió a los curadores agilizar el trámite de entrega de licencias sin identificar previamente si los predios pagaban o no plusvalía. Antes de dicha Ley, el curador debía consultar con el Distrito o municipio si los predios eran susceptibles de la participación en plusvalía. Después de su expedición, no. Esa es la razón por la cual hay una diferencia grande entre el recaudo de los años 2010 y 2011 con 2012, cuando entra en vigencia la Ley y no por una falta de gestión de la Administración Distrital”, explicó Bonilla.