Distrito suscribió plan para mejorar la eficiencia energética

El programa de la ONU brinda apoyos técnicos y financieros para acelerar políticas y proyectos de eficiencia energética de los edificios.

BD Bacatá

Bogotá fue una de las seis ciudades que fueron escogidas para hacer parte del Programa Acelerador de Eficiencia Energética en Edificaciones (Building Efficiency Accelerator o Programa BEA) que es dirigido por el World Rosources Institute (WRI) y la ONU con el fin de promover políticas y proyectos para mejorar la eficiencia energética en las construcciones horizontales.

La Idea es que la ciudad sea sostenible y duplique la tasa de eficiencia energética en edificaciones al 2030, a través de un plan de trabajo en el que no solo se van a integrar las organizaciones del Distrito, sino que además la sociedad con propuestas que se encaminen a cumplir el reto. De acuerdo con la Alcaldía, “definir una política, un programa emblemático y un mecanismo de monitoreo para contribuirle a la ciudad en su objetivo de reducir su huella urbana y aumentar su resiliencia al cambio climático y la variabilidad climática”.

“Se armonizará el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), actualmente en revisión, con la política nacional vigente (Resolución 549 de 2015 del Ministerio de Vivienda), respecto a la eficiencia energética y de agua para las edificaciones. Y se emitirá una regulación que aterrice la norma nacional a Bogotá de forma clara, detallada y medible”, dijo el alcalde de la ciudad Enrique Peñalosa.

Con la suscripción a este programa la ciudad deberá duplicar el índice de eficiencia energética de los edificios para 2030 en sectores específicos. En la acrualidad el consumo total de electricidad en edificaciones altas es de es de 583.94 kWh/habitante-año, mientras que el promedio en Latinoamérica es de 427,6 kWh/habitante-año.

Además el Distrito deberá implementar una política propicia y un proyecto de demostración, así como crear una base de referencia de eficiencia en construcciones horizontales y además hacer un seguimiento anual para evidenciar el progreso y luego poder compartir las experiencias con otros gobiernos.