Distrito y CAR vigilarán que obras en río Bogotá cumplan mandato de Consejo de Estado

Los trabajos tienes una extensión de 68 kilómetros.

El Espectador

Dando cumplimiento al fallo de segunda instancia del Consejo de Estado, delegados de la Secretaría de Gobierno - SDG y la Corporación Autónoma Regional - CAR, harán un recorrido el viernes 22 de agosto por el Río Bogotá con el fin de verificar y presentar los avances de las obras correspondientes a la fase I de recuperación del afluente.

El fallo contempla la adecuación de la cuenca del río Bogotá y las obras de infraestructura que se vienen adelantando y cuya extensión alcanza los 68 kilómetros, desde las compuertas de Alicachín, cerca al Salto de Tequendama en el municipio de Soacha, hasta la Vía Cota Suba.

Adicional a estas obras, las entidades construyen un parque lineal en la orilla, incluyendo la siembra de árboles a los dos costados de la vera del río.

Para el Jefe de la Oficina Asesora Jurídica de la SDG, Harly Rafael Leudo, este es en un fallo considerado como trascendental.

"El Consejo de Estado impuso a las autoridades nacionales, regionales, distritales y locales, tareas específicas para ser cumplidas en un tiempo fijo y estableció plazos para el giro de los recursos que sean necesarios para ejecutar las obras tendientes a descontaminar el rio Bogotá y recuperar el ecosistema de su cauce", dijo.

De otra parte, el director del proyecto de adecuación hidráulica del río Bogotá de la CAR, Aníbal Acosta Pulido, dijo que "es necesario presentar los trabajos que se llevan a cabo en el río dando cumplimiento a la sentencia de segunda instancia".

En cumplimiento del fallo y gracias a las labores que se venían adelantando con la Empresa de Acueducto de Bogotá – EAB- y la Secretaría de Ambiente en la pasada ola invernal, el Distrito Capital ha construido 70 km de túneles que recogen las aguas residuales que de Bogotá van a las plantas de tratamiento del Salitre y de Canoas.

Por su parte, la CAR está realizando la adecuación hidráulica del río Bogotá, que consiste extraer los residuos y sedimentos del lecho del río para duplicar su capacidad hidráulica y permitir la conducción de las crecientes extraordinarias o las temporadas invernales como las de 2010 y 2011.

"Hasta la fecha la EAB ha invertido alrededor de $800 mil millones en la construcción de los interceptores, mientras que la CAR ha destinado alrededor de $150 mil millones de pesos, para la adecuación hidráulica del río", dijo Acosta Pulido.

"Quedan pendientes la ampliación y optimización de la planta del Salitre, donde la CAR invierte unos $800 mil millones de pesos y por la EAB la construcción de la planta de tratamiento de Canoas que tiene un costo aproximado de $2 billones de pesos", agregó.

Los túneles están construidos en un 90% y la adecuación hidráulica tiene 40 km. Desde su nacimiento, al río Bogotá lo afectan en su trayecto 46 municipios y la ciudad capital que deposita las aguas residuales al caudal.

Temas relacionados