Distrito ya tiene estudios definitivos para Transmilenio por la carrera Séptima

El IDU tiene dos meses para revisar y aprobar los estudios de detalle y diseños para la troncal que irá desde la calle 32 hasta la 200 y tendrá un costo de $2.4 billones. Residentes de la avenida y opositores al proyecto se alistan para evitar que se haga realidad.

Si el cronograma no sufre mayores variaciones, el primer articulado de Transmilenio estará rodando en 2021 por la Séptima.Referencia - Pixabay.

El próximo año será decisivo para las grandes obras de infraestructura que tiene en mente la administración Peñalosa y prueba de ello es que 35 % de los $20,9 billones dispuestos para el presupuesto de 2018 será invertidos en el sector de movilidad. Una de esas obras, que ha generado enormes debates entre distintos sectores de la ciudadanía y el Distrito, es la construcción de una troncal de Transmilenio por la carrera Séptima que continúe el trazado de la troncal de la Décima y se conecte con las troncales de la calle 26, la avenida Caracas, la Autopista Norte y, a futuro, con la troncal de la Av. 68. (LEA: Las ocho apuestas del Distrito para la movilidad en 2018)

Para adelantar la obra, el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) tuvo que actualizar los estudios hechos en 2007 y realizar nuevos exámenes a las zonas que han estado comprometidas en la eterna discusión sobre la falta de espacio y presupuesto. La firma Ingetec, consultora encargada de los estudios y diseños, ya los entregó al IDU, que ahora iniciará un proceso de revisión de toda la documentación. 

>>> LEA: Transmilenio por la Séptima: choque al rojo vivo

De esta forma, inicia un nuevo cronograma en el proceso de construcción de la troncal. Según el IDU, el proceso de revisión de los estudios se extenderá hasta finales de enero. Una vez terminada esta etapa, se abrirá la licitación para la obra que tendrá un costo de $2.4 billones, proceso que estaría finalizando en el segundo semestre de 2018. Si el cronograma no sufre mayores variaciones, el primer articulado de Transmilenio estará rodando en 2021 por la Séptima: serán 21 estaciones en 20 kilómetros desde la calle 32 hasta la 200.

>>> LEA: Así se vería Transmilenio por la séptima, según el Distrito

“El IDU tiene dos meses para revisar cuidadosamente el estudio técnico, jurídico y financiero. Tan pronto tengamos esa información se hará la aprobación final con un equipo técnico liderado por el alcalde Peñalosa, y todos los ingenieros, técnicos y arquitectos del IDU. Si lo aprobamos, arrancaríamos proceso licitatorio en marzo y estaríamos adjudicando en julio o agosto de 2018”, sostuvo la directora del IDU, Yaneth Mantilla.

Asimismo, Mantilla recalcó que solo será necesario adquirir un 1,08 % de los predios de la avenida (entre 300 y 303) y que actualmente están en una etapa de acercamiento con los propietarios de dichas propiedades, para indicarles en qué medida se vería afectada su vivienda o negocio con la obra.

>>> LEA: A favor y en contra de Transmilenio por la Séptima

“La mayoría de los predios se van a adquirir en el norte (138 predios entre las calles 110 y 200), pocos bienes inmuebles y comerciales, pero vamos a tener en cuenta muchos antejardines y muros para poder hacer las ampliaciones. Ya arrancamos con las ofertas, comunicándole a cada propietario en qué consiste el corredor”, agregó.

Oposición enfila baterías

Mientras se iban anunciando los avances de la obra, una fuerte oposición al proyecto emergió especialmente de Teusaquillo y Chapinero, localidades en donde se creó el primer comité para evitar la troncal. Ahora hay comités denominados “defensores de la Séptima” en prácticamente todo el corredor, y pese a los acercamientos que ha intentado el Distrito la ruptura es total. Incluso, el viernes pasado llevaron a cabo una vigilia en el Parque Nacional, que sería intervenido para meter la troncal, a la que asistieron cerca de 100 personas entre activistas por la Séptima, ambientalistas, biciusuarios y comunidades indígenas.

>> LEA: “Queremos un consenso para un plan maestro de movilidad”: comité Defendamos la Séptima

Los manifestantes realizaron una caravana desde la calle 85 con Séptima hasta el parque, ubicado en la calle 42, donde se encendieron velas como símbolo de defensa al Parque Nacional y rechazo a la troncal, y al final se hizo una ceremonia indígena de protección al patrimonio físico y ambiental del Parque Nacional.

Por otra parte, los comités detractores tuvieron varias reuniones previas a la entrega de los estudios de detalle, para definir los pasos a seguir para evitar la obra. La opción que por ahora tiene más peso es la de adelantar acciones jurídicas, como una acción popular que ya están elaborando, aparte de continuar con la labor de pedagogía sobre sus razones para no estar de acuerdo con la obra. 
***
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook