Dos años de atentados en Bogotá, sin respuestas claras

En este tiempo, que comprende el final de la administración Petro y el comienzo del gobierno Peñalosa, Bogotá ha sufrido, al menos, 16 atentados con explosivos, pero falta aclarar quiénes son los responsables. Y atraparlos.

Imagen de los efectos del atentado del 19 de abril de 2016 en la calle 109 con carrera 21, donde funciona una sede de la EPS Cafesalud. Foto: El Espectador

El asesinato del patrullero Carlos Andrés Rubio Domínguez, de 19 años, y la posterior detonación de 500 gramos de explosivos dejados al lado de su cuerpo, que hirió a otros siete uniformados la noche del miércoles en zona rural del norte de Bogotá, obedece, según la Policía, a un plan pistola del que sería responsable el Eln. Y aunque este hecho tiene sus propias características, visto en contexto se suma a un conjunto de atentados perpetrados en Bogotá en los últimos tiempos, sobre los cuales las autoridades no han dado explicaciones completas (ver gráfico al final del texto).

Lea también: Ofrecen $30 millones por información sobre atentado que dejó un policía muerto en Bogotá

Entre 2015 y 2016, por ejemplo, la capital ha vivido la zozobra que generaron, al menos, 16 atentados con explosivos, a los que se suman otros dos ocurridos en municipios vecinos, pero que intentaron repercutir directamente en la ciudad en tanto sus objetivos fueron torres de energía (ver gráfico).

No todos los casos parecen ser aislados. Contando lo ocurrido antenoche, ya se cuentan por lo menos tres atentados contra grupos de uniformados en estos dos años. Las torres de energía han sido afectadas en tres ocasiones, mientras que las entidades financieras, en cinco. Se han presentado seis ataques contra entidades de salud, particularmente del grupo Saludcoop.

Las autoridades han dicho, sobre todo cuando el blanco han sido uniformados y entidades financieras, que puede tratarse del Eln, pero esas hipótesis no se han traducido en capturas ni procesos contra individuos que permitan confirmarlas.

Lea también: ELN estaría detrás del atentado contra policías en Bogotá: Mindefensa

Se recordará el caso de los atentados contra Porvenir, el 2 de julio de 2015, atribuidos a esa guerrilla: hubo 13 capturados, pero terminaron libres porque su detención fue irregular y, además, procesadas por otros hechos.

Lea también: Ataques a Porvenir en Bogotá, un año sin resultados

Los elenos vuelven a ser, según el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, los sospechosos de lo ocurrido en Torca. De acuerdo con la Policía, unos desconocidos se le acercaron al auxiliar Rubio hacia las 10:00 p.m. del miércoles, con la excusa de hacerle una consulta. Él, oriundo de El Líbano (Tolima), vigilaba una estación eléctrica. Cuando atendió el llamado fue asesinado. Le robaron el arma de dotación y luego detonaron los explosivos que hirieron a sus compañeros. Se ofrecen $30 millones de recompensa por información que permita dar con los autores.

Ahora vienen, como es natural y se ha anunciado en los otros casos, las investigaciones de rigor: recolección de testimonios, videos de seguridad, etc. El propio presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció que el caso se está tratando al más alto nivel, y por eso le dio instrucciones al comandante de la Policía Nacional, Jorge Nieto.

Hugo Acero, exsubsecretario de Seguridad de Bogotá, explica que la falta de resultados puede explicarse en la dificultad propia de estos casos, pues no sólo es difícil prever que alguien detonara un artefacto explosivo, sino capturarlo. “El Eln puede ser responsable, pero no necesariamente un grupo se encarga de toda la logística de un atentado: puede que uno lo planee y otro lo ejecute”. La ciudadanía, de todas formas, espera respuestas claras.