Dos heridos y un abuso sexual en buses del transporte público encienden de nuevo las alarmas

En los últimos días, graves delitos al interior de buses han dejado en evidencia una de las mayores preocupaciones de los usuarios del sistema: la seguridad al interior de los vehículos. En enero se denunciaron 1.399 hurtos en paraderos, buses y estaciones de Transmilenio, por lo que el Distrito buscará reforzar sus estrategias de seguridad en el transporte público.

Foto de referencia. El Espectador

Entre los problemas que a diario deben enfrentar los usuarios de transporte público, el que más preocupa es la seguridad. En los últimos días, al menos tres casos en buses de transporte público encendieron de nuevo las alarmas: en uno, una pasajera recibió un tiro en la cara; en otro, el conductor resultó herido con arma blanca, y el último fue un presunto abuso sexual dentro de un bus. Según la base de datos de denuncias de la Policía, de los 6.030 hurtos que ocurrieron durante enero, 1.399 fueron en buses, paraderos y estaciones de Transmilenio.

Los casos más recientes ocurrieron en las localidades del sur y el occidente de Bogotá. Uno de los más lamentables fue el pasado sábado, en Ciudad Bolívar, donde una mujer de 36 años resultó gravemente herida en medio de un asalto masivo contra los pasajeros de un bus del SITP que transitaba por la parte alta de la localidad. La víctima recibió un impacto de bala en el rostro cuando intentó alertar del atraco. La mujer, madre de dos menores de edad, se recupera de la grave lesión en la Clínica de Occidente.

>>> LEA: Mujer que alertó asalto masivo en un SITP recibió disparo en el rostro

En la misma localidad, pero en la noche del lunes, un conductor de un bus del SITP, quien intentó evitar que algunas personas ingresaran al vehículo sin pagar, fue atacado en varias oportunidades con un cuchillo. Precisamente, las armas blancas siguen siendo la herramienta con la que más atacan a conductores y pasajeros. Según cifras oficiales, de los 1.399 casos, 344 fueron con cuchillos o navajas, 52 con arma de fuego y 17 con objetos contundente.

A estos hechos se sumó otro evento, que si bien nada tiene que ver con el hurto a personas, sí impacta en la percepción de seguridad. Se trata de la denuncia de una joven de 18 años, quien indicó que fue abusada sexualmente por un conductor de un bus del SITP provisional. Según la víctima, que viajaba en el vehículo, el conductor, luego de percatarse que ella era la última pasajera, se desvió de la ruta hasta llevarla a un tramo solitario para agredirla sexualmente. Aunque el caso ocurrió el pasado miércoles, apenas ayer se hizo público y actualmente la víctima es apoyada por las secretarías de Seguridad y de la Mujer en el proceso.

>>> LEA: Mujer habría sido abusada por conductor de bus del SITP Provisional

Ante la seguidilla de actos delictivos que afectan el transporte público, el Distrito informó que reforzará sus estrategias como el Plan Guitarra y el Plan Mochila, que consisten en requisas aleatorias dentro de los buses. Pese a estas acciones, hay voces que consideran que se podría ir más allá para identificar y desarticular las bandas que están detrás de estos delitos. Según John Anzola, analista en seguridad ciudadana, es clave denunciar y que las bases de datos que se construyen a partir de las denuncias no sirvan solo para presentar cifras.

“Es importante sistematizar y hacer reportes de las rutas, horarios, días y barrios donde más hurtos se cometen. Más allá del Plan Guitarra, se deben analizar los datos y tomar medidas con base en las evidencias. Son datos que se tienen, pero no se analizan. Es clave la denuncia, si no hay denuncias no hay información desde la cual se pueda partir para implementar las diferentes estrategias”.

El experto concluye que una de las maneras para reducir las cifras de hurto tiene que ver con las quejas recurrentes del Distrito sobre la operación del sistema judicial. “Muchos de estos ladrones de transporte público han sido atrapados muchas veces y no pasa nada con ellos. En eso, el Distrito tiene toda la razón en que es necesaria una reforma judicial de fondo”.