Duque y Peñalosa van en equipo por el metro, el Bronx Creativo, el sendero en los cerros, y más

Desde el taller Construyendo País, que se llevó a cabo en el Palacio de los Deportes, el presidente y el alcalde de la capital se comprometieron con otros planes de Peñalosa que necesitan el respaldo de la Nación, como las ciudadelas y los planes para renovar la movilidad.

Unos 2.000 ciudadanos, representados por 14 voceros, hicieron presencia en el taller número 35 que realizó el presidente Duque. En el evento estuvieron los ministros y secretarios de ambos gabinetes.Presidencia.

El presidente Iván Duque y el alcalde Enrique Peñalosa quieren conformar el equipo que marque la historia de Bogotá. Este sábado, desde el taller país número 35 del Gobierno, ambos se comprometieron a sacar adelante los proyectos más trascendentales que tiene Peñalosa para la capital, como el metro elevado, las ciudadelas en los bordes de la ciudad, los planes para impulsar el emprendimiento y la movilidad, entre otros. El evento se realizó en el Palacio de los Deportes y contó con la presencia de todos los ministros y secretarios de ambos gabinetes, a quienes más de 2.000 ciudadanos, representados por 14 voceros pertenecientes a distintos gremios, les elevaron sus preocupaciones.

El taller ratificó no solo la concordancia entre ambos gobiernos, sino el engranaje con el que están adelantando los planes que el Distrito espera dejar asegurados antes del cambio de administración. El principal, como no podía ser de otra forma, es el metro elevado en el que la Nación pondrá un 70 % de los recursos, y el 30 % será responsabilidad del Distrito, que espera adjudicar los contratos de construcción y operación antes de noviembre. 

El alcalde Peñalosa reconoció el apoyo del presidente Duque y recalcó que su posición sobre el tipo de metro no fue un capricho suyo, sino que lo definieron los estudios que él adelantó, luego de descartar los adelantos que hizo la anterior administración con el metro subterráneo. “Muchas gracias porque la ayuda ha sido fundamental. Este metro ya tiene abierta la licitación y se está haciendo así no porque al alcalde le parezca: fue un estudio el que lo definió, este es un tema técnico. Todo se ha hecho responsablemente y por eso los bancos internacionales lo aprobaron”, subrayó el alcalde.

Al agradecimiento, el presidente Duque respondió reiterando su total apoyo al proyecto de metro de Peñalosa, y pidió ponerle fin a la discusión del tipo de metro, pues, afirmó, este ya no tiene marcha atrás. “Bogotá no puede seguir más en esa discusión de si se construye por arriba o por debajo, esto no es un capricho y acompañamos todas las decisiones del Distrito”. 

El metro elevado, vale recordar, está proyectado para que cueste $12,9 billones. En este momento, hay seis consorcios internacionales que están pujando por el megacontrato, que convierte al metro elevado en uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos del país, pero que ya tiene su financiación garantizada. Además, los mandatarios tienen comprometidos más de $5 billones para garantizar la construcción de las troncales de Transmilenio (TM) que alimentarán el metro (Av. Ciudad de Cali y Av. 68). En total, la totalidad del proyecto de metro elevado rodeará los $19,6 billones.

Además del metro, los alcaldes manifestaron su intención por hacer del emprendimiento otro de sus legados a Bogotá, a través de la construcción del proyecto Bronx Distrito Creativo, que también se encuentra en proceso de licitación. La idea de ambos gobiernos es hacer del extinto infierno en el centro de la ciudad, un espacio para promover la creatividad, la educación y la cultura, en el que estarán una nueva sede del SENA y la sede de la Alcaldía de Los Mártires. El nuevo espacio, de 35.000 m2, tendrá una inversión de unos $234.000 millones y el contrato sería adjudicado en noviembre. 

Otro de los proyectos que Peñalosa espera sacar adelante con la ayuda del Gobierno es el que pretende unir, a través un sendero turístico en los cerros orientales, a la localidad de Usme con el el proyecto de ciudadela en el norte (Lagos de Torca). De acuerdo con el alcalde Peñalosa, su idea es que los ciudadanos tengan un espacio natural de encuentro.

"En una buena ciudad, los ciudadanos de todos los ingresos se encuentran como iguales: en parques, en espacios públicos. El sendero de las mariposas será ese lugar". El presidente Duque, por su parte, pidió celeridad para el proyecto. "El sendero de es un espacio bellísimo para Bogotá. No estamos pidiendo relajar ninguna herramienta ni en lo ambiental ni en lo social, pero celeridad, este es un proyecto que la ciudad necesita ".

El sendero, de más de 101 kilómetros, tendrá cinco metros de ancho, ciclorrutas, accesos para personas en condición de discapacidad y un puente peatonal colgante de 300 metros, con el que se conectarán los cerros de Monserrate y Guadalupe. Además, el proyecto contempla la construcción de un teleférico en Usaquén y una interconexión con el parque Tominé. 

El proyecto avanza con los permisos de sustracción que otorgó la Corporación Autónoma Regional (CAR), que le permitió al Acueducto de Bogotá empezar la fase de estudios y diseños etapa en la que se encuentra actualmente el plan. La Nación, a través de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) tiene como responsabilidad entregar las licencias ambientales requeridas para las obras. “Necesitamos una licencia de la ANLA que nos permitirá hacer este proyecto. Tenemos los recursos, los diseños y este es un proyecto que transformará mucho a la ciudad”, dijo Peñalosa durante el taller.

La movilidad, desde varios ámbitos, fue otro de los ejes del taller. En cuanto a nuevas vías, las peticiones del Distrito se centraron en solicitar la aprobación de la Avenida Longitudinal de Occidente, tramo sur, y los recursos necesarios para sacar adelante la ampliación de los accesos en el norte de la ciudad por la Autopista Norte y la Carrera Séptima, que hacen parte de la segunda fase, que se ejecutará de los peajes hacia el interior de Bogotá yque conectará con la ampliación de los peajes hacia el norte, primera fase del proyecto, que hoy está en ejecución parcial.

A esto, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, respondió dando su palabra de licitar antes de que acabe el año la avenida longitudinal del sur, que avanza con la estructuración del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). También garantizó que avanzarán en los estudios para realizar las obras en los otros accesos a la ciudad.

Respecto a la modernización del trabsporte, el Gobierno resaltó las acciones del Distrito en cuanto a la adquisición de nueva flota de buses para TM, la apertura de la licitación para traer nuevos buses (unos 600 eléctricos) al SITP, y la renegociación de los contratos para evitar la quiebra del sistema de transporte. Por otra parte, el Distrito recibió de manos de las empresas Haceb y Celsia Energia 10 puntos de recarga para vehículos eléctricos, que serán instalados en sitios públicos como bibliotecas, el CAD, el Movistar Arena, entre otros. Estos cargadores se sumarán a los 54 que ya están instalados en diferentes lugares de la capital.

La ministra de Energía, María Fernanda Suárez, intervino durante el taller y explico que la movilidad eléctrica en Bogotá ya es una realidad. "La ciudad ya disfruta de los beneficios incluidos en el Plan de Desarrollo como el 0 % del IVA para las motos y carros eléctricos. Además, hoy queremos anunciar que Bogotá tendrá 10 cargadores eléctricos nuevos para que sean ubicados en 10 lugares públicos de la ciudad”.

Aunque los temas clave fueron claros, el taller tuvo espacio para hablar de otros ámbitos que requieren la cooperación de ambos gobiernos, como educación, salud y vivienda. Para educación, Peñalosa le pidió a Duque ayuda en la construcción de cuatro nuevos colegios, que funcionarán en jornada única. Estos colegios, según los responsables de la cartera de educación en ambos gabinetes, ya tienen listos los lotes, estudios y diseños. “Hemos hecho un equipo importante y lo seguiremos haciendo para invertir en educación que es nuestra prioridad, nuestra inversión en infraestructura ha sido de $1.1 billones. Si nos apoyan con recursos la Nación pasaría de cofinanciar el 8,3 % al 13 %”, aseguró el alcalde.

Sobre el tema de salud, Bogotá le pidió al Gobierno que interceda para que se levante la sanción a la Capital Salud, EPS distrital impuesta por la Superintendencia de Salud, para que así puedan afiliar nuevos usuarios, especialmente a población vulnerable. En cuanto a vivienda, el alcalde le solicitó al presidente una prórroga del programa Mi Casa Ya, petición a la que el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, accedió al ratificar el programa hasta 2024. 

875482

2019-08-10T15:39:05-05:00

article

2019-08-12T10:54:57-05:00

felipealttamar_82

none

Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Duque y Peñalosa van en equipo por el metro, el Bronx Creativo, el sendero en los cerros, y más

97

8723

8820