Durante gestión Petro nóminas paralelas aumentaron 40%, denuncian en Concejo

Aseguran que eso le cuesta al Distrito 1,2 billones de pesos.

El concejal Miguel Uribe Turbay denunció desde el Concejo de Bogotá que durante la administración del alcalde Gustavo Petro las nóminas paralelas aumentaron un 40% y que eso le cuesta al Distrito 1,2 billones de pesos al año, incluyendo la contratación de los hospitales, colegios, localidades y demás entidades.

Un informe presentado por el cabildante sobre contratación en el Distrito demuestra un “crecimiento desproporcionado” en nóminas paralelas a través de órdenes de prestación de servicios-OPS. Según el documento, al finalizar la administración anterior había 29.659 contratos, y durante la gestión Gustavo Petro se incrementó a 41.357 en el año 2014 y en lo corrido de 2015 la cifra alcanza los 39.546 contratos.

“Durante la Administración de Gustavo Petro las nóminas paralelas del Distrito aumentaron en un 40%, costando alrededor de 1 billón de pesos. Ningún gobierno anterior había alcanzado este nivel de contratación. De esta manera el alcalde además de incumplir el Plan de Desarrollo y sus promesas de campaña respecto a la formalización del empleo, también profundiza y continúa con las prácticas del cartel de la contratación frente a las nóminas paralelas, que denunció en su momento”, enfatizó Uribe Turbay.

De acuerdo información suministrada por el cabildante, las entidades en las que se presenta una mayor nómina paralela durante el periodo comprendido entre 2012 y lo corrido de 2015 son: La Secretaría de Integración Social con 9.042, le siguen el Hospital Pablo VI de Bosa con 1.747, el Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud - IDIPRON con 1.711, el Hospital Vista Hermosa con 1.384, el Hospital de Meissen con 1.114, la Secretaría de Ambiente con 761, los Hospitales Chapinero y Usaquén con más de 630 y Canal Capital con 417 contratistas. En promedio por cada funcionario de planta hay dos contratistas.

“Lo anterior pone en riesgo la estabilidad del empleo público y vincula personas, sin concursos meritocráticos de acuerdo a la ley, a las entidades públicas a dedo, sin procesos de selección objetiva. Según el informe esta Administración solo ha ofertado 601 empleos de carrera administrativa en los concursos de méritos adelantados por la Comisión Nacional del Servicio Civil”, agregó Uribe Turbay.

“De esta manera se está afectando directamente a los trabajadores, desmejorando las condiciones laborales y no se están ofreciendo las garantías de un trabajo digno, seguro y estable, ya que se evidencia un aumento desmesurado de los contratos de prestación de servicios, con una duración menor a seis meses, lo que está en contravía del principio constitucional del mérito”, puntualizó.

Advirtió que “los empleos creados por el alcalde Petro, a través de las plantas temporales y contratos de prestación de servicios no tienen el propósito de dignificar el servicio civil, sino que buscan generar réditos políticos acentuando los riesgos de corrupción y la politiquería en su Administración”.

Por su parte, la Administración Distrital no desmintió ninguna de las cifras presentadas por el concejal, por el contrario trató de justificar la contratación.