Ejemplar de 'Cien años de soledad' iba a ser vendido en $120 millones: Policía

El director de la institución, general Rodolfo Palomino, aseguró que la investigación respecto al hurto de la obra no ha finalizado.

Álvaro Castillo Granada, coleccionista de las primeras ediciones de las obras de 'Gabo’ y a quien pertenece el texto, anunció que el ejemplar será donado a la Biblioteca Nacional. /Óscar Pérez-El Espectador

Tras la recuperación del ejemplar de ‘Cien años de soledad’ que había sido hurtado el pasado sábado en la Feria del Libro de Bogotá, la Policía Nacional –que entregó el libro a su propietario, Álvaro Castillo Granada, coleccionista de las primeras ediciones de las obras de 'Gabo’– reveló que el texto sería vendido por cerca de $120 millones en el mercado negro.

Así lo dio a conocer el director de la Policía, general Rodolfo Palomino, quien indicó que el ejemplar fue recuperado en el barrio La Perseverancia del centro de Bogotá, un sector en el que tradicionalmente se comercializan irregularmente obras de gran valor literario y cultural.

“Realizamos labores que incorporaron el tratar de llegar a aquellos lugares donde normalmente se comercializan obras de gran valor literario y cultural y fue así, en esa labor de búsqueda, que se ha podido recuperar esta joya de la humanidad”, indicó el uniformado en una rueda de prensa, precisando que no ha terminado la investigación respecto al hurto.

Esta edición del libro, que hizo merecedor a Gabriel García Márquez del Nobel de Literatura en 1982, fue hurtada el pasado sábado 2 de mayo, pese a que permanecía custodiada bajo llave en una vitrina especial en el pabellón Macondo de la Feria Internacional del Libro en Corferías.

Por su parte, Álvaro Castillo Granada –quien colecciona las primeras ediciones de las obras de 'Gabo y a quien pertenece el ejemplar– aseguró que la obra será donada a la Biblioteca Nacional, teniendo en cuenta que, según Castillo, es un texto que le pertenece al país.

“No tengo como pagarles todo lo que hicieron y su apoyo incondicional. Quiero aprovechar este espacio para anunciar que este libro no me pertenece sino a mi país, por lo que lo donaré a la Biblioteca Nacional”, señaló Castillo.