El 25 % de las riñas del país en Nochebuena ocurrieron en Bogotá

Aunque las peleas se redujeron en 37 % respecto al año pasado, este es el motivo más reportado en la línea 123. Los primeros informes del Distrito indican que la celebración dejó 17 personas heridas y 8 muertos.

Este año hubo 1.700 riñas en la ciudad, que representan 37 % menos en comparación con el año pasado. / Cortesía
Este año hubo 1.700 riñas en la ciudad, que representan 37 % menos en comparación con el año pasado. / Cortesía

De las 7.000 riñas que se presentaron en Colombia durante Nochebuena, 1.700 ocurrieron en Bogotá (25 %). A pesar de que los enfrentamientos callejeros, tanto en el país como en la ciudad, se redujeron en 37 %, las riñas son, una vez más, el motivo más reportado en las líneas de emergencia.

De las 37.000 llamadas que atendió la línea 123 en Bogotá, cerca del 70 % estaban relacionadas con peleas. Hasta la medianoche del 24 de diciembre, por cuenta de la intolerancia se registraron 17 heridos y ocho asesinatos (cinco menos que el año pasado, sin embargo). Ciudad Bolívar, Kennedy y Usme, las localidades con más casos.

Pero las refriegas no sólo son provocadas por los tragos y la convulsión de diciembre. Un análisis de la Encuesta de Victimización de la Cámara de Comercio indicó, hace unas semanas, que la mitad de los ciudadanos tuvieron problemas de convivencia durante el año. Los altercados más frecuentes se relacionaron con el ruido en zonas residenciales (49 %) y pugnas que se originaron por basuras regadas, desbordadamente, a las afueras de las viviendas (43 %).

La sensación de amenaza, entretanto, crece en las calles (82 %). Las riñas no sólo se presentaron por cosa de tragos, pues también tuvieron que ver, según las autoridades, con comportamientos culturales: el machismo y la necesidad de validarse frente a otros.

Entre enero y septiembre de 2016, en Bogotá se reportaron 74 casos diarios de violencia interpersonal, según el Instituto de Medicina Legal. Aunque es cierto que los casos disminuyeron en 28 % respecto al año pasado, el problema no cede de forma considerable. Una cifra más: el promedio de riñas en la ciudad es 36 % más alto que el resto del país, con 359 incidentes por cada 100.000 habitantes.

Uno de los más recientes lo protagonizó Lucas Restrepo, residente de la calle 85, en el norte de Bogotá, quien les propinaba palizas a su madre y a vecinos de su edificio. O confrontaciones que terminan en asesinato, como sucedió cuando John Rosas atacó a Misael Chacón, su vecino, por los decibeles altos en su equipo de sonido.

Para reducir las riñas, el Distrito sugiere mejorar el manejo de las basuras, los problemas de filtraciones de ruido que hay en algunas viviendas y el control de los excrementos de las mascotas.

Otra arista del balance de seguridad en la celebración de Navidad y las primeras horas del 25 de diciembre es la cantidad de quemados por pólvora y la distribución que hubo de la sustancia.

Este año se redujo en 80 % el número de personas quemadas. En 2015 se presentaron 15 casos y en 2016, tres. Esta vez correspondieron a jóvenes, entre los 13 y los 21 años, que manipularon volcanes y otros artefactos. Ninguno de los lesionados resultó con quemaduras graves, pues la extensión de la herida es menor del 5 %. Asimismo, al cierre de esta edición, el pabellón de quemados del Hospital Simón Bolívar no reportó personas internadas por esta causa.

Así las cosas, durante diciembre se reportaron 23 personas lesionadas con pólvora, 12 casos menos respecto al mismo período en 2015. En cuanto a menores con quemaduras, son ocho casos menos, lo que representa una reducción del 50 % en comparación con el año pasado.

Por otro lado, la Secretaría de Gobierno, de la mano de la Policía Metropolitana, Bomberos y el Idiger, señaló que realizó 45 operativos en puntos de fabricación y distribución de pólvora. El resultado: incautaron cinco toneladas de la sustancia, que se encuentran almacenadas en un batallón del Ejército Nacional. Las localidades donde encontraron más cantidad de pólvora son Rafael Uribe Uribe (tres toneladas), Ciudad Bolívar (una) y Los Mártires (algo más de media tonelada). Vale recordar que la venta de esta sustancia obliga a pagar multas entre dos y 20 salarios mínimos legales vigentes.

Aunque la Nochebuena de 2016 dejó menos quemados y menos homicidios que 2015, las riñas —1.700 este año— siguen siendo el lunar de la celebración.