El activista casado con un policía

El primer homosexual de Latinoamérica en acceder a estos derechos, y, detrás de su historia, no son pocas las parejas beneficiadas.

Hace dos años, Fabián Chibcha se hizo famoso al casarse con un policía. Después empezó su lucha incansable para que el Régimen Especial de Policías y Militares —derechos patrimoniales, de pensión y de salud— fuera posible para parejas del mismo sexo. Lo logró: es el primer homosexual de Latinoamérica en acceder a estos derechos, y, detrás de su historia, no son pocas las parejas beneficiadas.

Abogado urbanista y activista consagrado desde su época de colegial a la defensa de los derechos LGBT y del medio ambiente, hoy, a sus 24 años, no deja de recorrer la localidad compartiendo sus propuestas para conseguir los 2.500 votos que necesita para convertirse en edil de Engativá.

Comenzó a andar por los caminos de la política en el Polo Rosa —el primer grupo activista LGBT creado dentro de un partido—. Antes, había trabajado durante años como organizador de la marcha LGBT que se realiza cada año en Bogotá. Militó en el Partido Verde pero, como a muchos otros, la alianza con la U lo llevó a abandonar esa ola esperanzadora. Ahora, desde Progresistas, el partido de Gustavo Petro, insiste, con una risa que contagia, que en cada plantón, en cada manifestación, comprendió que sólo la política permite los grandes cambios. Su apuesta en Engativá está enfocada en tres líneas: medio ambiente, cultura y movilidad.

Convertirse en candidato no fue un golpe inesperado del destino. También entre risas recuerda su niñez en Tunja, soñando con ser presidente mientras escuchaba las historias políticas que le contaban sus abuelos. Ahora está convencido de que el camino será largo pero que ya dio el primer paso.