El boom de la imagen

Petro habla ante la ONU sobre los buenos resultados en seguridad y la prensa latinoamericana resalta el espacio público y el modelo de transporte. ¿Qué tanto hay para celebrar?

A pesar de que, como sostuvo el alcalde, "nadie ha dicho que Bogotá es la ciudad más segura del mundo", los resultados en reducción de homicidios y de la victimización fueron resaltados por la ONU con una invitación a la ciudad para exponer programas como el desarme, los cudrantes policiales y las intervenciones preventivas frente al crimen.

Allí, en el Foro de Ciudades Seguras que se desarrolla en la sede de la ONU en Nueva York, Petro insistió en que más allá de las políticas represivas, el modelo de seguridad de su gobierno está enfocado en la prevención y la garantía de derechos y libertades para los ciudadanos. En ese sentido, insistió en el suministro de sustancias psicoactivas de forma controlada para reducir el daño en los consumidores problemáticos de heroína y bazuco.

Resultados como que, durante el pasado mes, se hayan presentado 86 homicidios, con una reducción del 14 por ciento en comparación con el mismo mes en el año 2012, son muy dicientes sobre la efectividad de la combinación entre la efectividad de la política del desarme y la estrategia policial.

Sin embargo, para algunos políticos, como el concejal verde Antonio Sanguino, esto se debe a que "desde el gobierno Mockus se le quitó el monopolio de la seguridad a las fuerzas militares y policiales y se ha consolidado una intervención de las autoridades civiles en la prevención".

Pero hace falta más, según varios políticos de la ciudad, para afianzar un mejor modelo de seguridad. Hace menos de un mes, la totalidad de las bancadas en el Concejo presentaron un proyecto de acuerdo para crear la Secretaría de Seguridad. "Hoy hay muchas cabezas en el tema de seguridad. El Fondo de Vigilancia, la Secretaría de Gobierno, la Policía y no hay una entidad que centralice lo concerniente a ese tema por lo que muchas veces hay contradicciones entre funcionarios”, dijo Maria Clara Name, presidenta del Concejo.

Aun cuando, desde los comerciantes o los académicos de la seguridad y la convivencia, se han caracterizado problemas a la hora de enfrentar delitos como el atraco callejero o modalidades de criminalidad mafiosa, la Policía ha implemenado con éxito el plan de cuadrantes. Una muestra de ello es la contundente reducción en las riñas callejeras y las muertes ocasionadas por esto, en contraposición de la vigencia del sicariato.

Por otro lado, el domingo pasado, el Diario de Pernambuco (el diario más influyente del estado de Pernambuco, ubicado en el nordeste brasileño), resaltó en su primera página el modelo de intervención del espacio público y la organización de Transmilenio y el incipiente Sistema Integrado de Transporte, y sugirió la adopción del modelo bogotano en Recife, la capital de esa localidad.

Para los editorialistas del diario, la ciudad ha sufrido una revolución durante los últimos 15 años en la recuperación del espacio público y el reordenamiento del transporte. Un modelo que proponen adaptar a su ciudad que cuenta con cerca de dos millones de habitantes, seis menos que la capital colombiana.

Tal vez por eso, en Colombia la percepción es diferente. Hay un consenso sobre la necesidad de vigorizar el SITP y de acelerar la construcción del metro para darle alternativas de movilidad a la mayoría de los 8 millones de ciudadanos. Hoy la gente no sabe como usar el SITP y, para la oposición del alcalde Gustavo Petro, es necesaria una campaña de publicidad y difusión más agresiva para que llegue el orden al transporte público.

Además, ya han pasado 3 gobiernos en los que una de las principales discusiones ha sido la construcción del metro. Hasta esta semana el Banco Mundial aprobó un crédito para la financiación de los estudios previos del metro y su construcción no es inminente.

Los éxitos de la capital en seguridad son evidentes, sin embargo, no lo son tanto en materia de espacio público y transporte. Por el contrario, hace falta mucho camino en ese sentido.