El Centro de Atención con el que Bogotá busca ayudar animales silvestres vulnerables

Noticias destacadas de Bogotá

Este año Bogotá inauguró el primer Centro de Atención y Valoración (CAV) para ayudar animales silvestres víctimas de tráfico ilegal o en condiciones de vulnerabilidad en la ciudad. Aunque no es el primer centro de este tipo en el país, sí es el más moderno.

Tras años de construcción, Bogotá por fin cuenta con un Centro de Atención y Valoración (CAV) para animales silvestres, en condición de vulnerabilidad, por ser víctimas de tráfico ilegal o por otros factores. Se trata del primer centro en la ciudad implementado únicamente para la Atención de estos animales. Con él, el Distrito espera atender a todos las especies rescatadas en la ciudad.

Julio Cesar Pulido, subsecretario de Ambiente de Bogotá, habló con El Espectador sobre este nuevo centro. “Se trata de un centro específicamente para animales de la vida silvestre, que se trafican, comercializan y se utilizan para el consumo o para temas ornamentales de manera ilegal”, indicó.

De acuerdo con el funcionario el tráfico de animales es un delito que se presenta frecuentemente en Bogotá y que impacta negativamente a los ecosistemas. “Cuando los animales son traídos para comercializarlos de manera ilegal, se están disminuyendo las poblaciones de estos en nuestras selvas y nuestros bosques, además, se están afectando las conductas propias de cada una de las especies”, explicó.

Cuando un animal silvestre no se encuentra en su hábitat natural puede cambiar negativamente su dieta y sus prácticas, lo que los pone en peligro. “Por ejemplo, nosotros tuvimos una lora que se alimentaba de bayas y de las cortezas de los árboles. Eso ayudaba a que su pico de limara, pero si ellas no tienen estos hábitos se pueden presentar malformaciones que con el tiempo hacen que no puedan alimentarse correctamente y que, en el futuro, ocasiona que sean abandonados”, dijo Pulido.

Por esa razón es que implementar el centro de atención era clave para la ciudad, pues son cientos de estos animales que el Distrito rescata y que necesitan ayuda con urgencia. Con este nuevo lugar se podrán atender hasta 2.000 de ellos. “Actualmente hay 800. Sin embargo, esa atención puede variar por el tipo de tamaño de los animales. Por ejemplo, actualmente tenemos una especie de cerdo salvaje, un tapir, que mientras se recupera ocupa el doble e incluso el triple de espacio que ocuparía una tortuga carey, de las cuales tenemos muchas”, manifestó el funcionario.

En este centro se invirtieron poco más de $37.000 millones. Cuenta con tecnología de punta y espacios para un adecuado manejo biológico, veterinario y zootécnico de los animales extraídos de sus entornos naturales. ”Muy orgullosamente podemos decir que nuestro centro es el más moderno del país. Es un centro con todas las condiciones para la rehabilitación de estos animales. Tenemos zonas sostenibles y también contamos con paneles solares para el calentamiento de los mismos cubículos donde los animales están resguardados. Tenemos tratamiento de aguas a través de sistemas de agua eco sostenibles. Es un centro muy avanzado”, indicó el subsecretario.

Según Pulido el objetivo clave de este centro es atender a los animales y posteriormente liberarlos en su hábitat natural. ”A diferencias de los zoológicos, que buscan que los animales permanezcan, el centro que quiere es que estos animales se recuperen pronto para que estén en condiciones de liberarlos. Esto no es para que los animales se queden aquí, sino que se reintegren a sus espacios naturales”.

Sin embargo, esta meta a veces es complicada pues hay animales que ya se han acostumbrado a vivir en casas o espacios no aptos para ellos por lo que les es difícil incorporarse nuevamente a su hábitat. “Hay problemas con algunos animales, como los primates, a los que les han cambiado tanto los hábitos. Les enseñaron a sonreír, a otros a robar, incluso a hacer piruetas y todo funcionaba como premio y castigo. Y para devolver a estos animales después es muy complicado”, explicó.

El Distrito espera que en los próximos meses comiencen a liberar animales que sean atendidos en este centro. El llamado para la ciudadanía es no permitir la comercialización de estos especies y, en caso de conocer algún animal que se encuentre en esta situación, denunciarlo a las autoridades competentes.

Comparte en redes: