El crimen de odio a líder LGBTI que señala la Fiscalía

Se trata de dos hombres que hacen parte de una banda de apartamenteros y elige a sus víctimas en redes sociales.

Leonardo Arias, alias ‘Leo’ y Miguel Hernando Vásquez, alias ‘El Cojo’ son los dos presuntos responsables de haber asesinado brutalmente a Guillermo Garzón Andrade, un activista gay y líder de una organización LGBTIH.

Según dijo la Policía estos dos hombres vivían en el barrio la Perseverancia, en el centro de Bogotá, y hacen parte de una banda de apartamenteros que elige víctimas LGBTI por medio de las redes sociales. “La banda toma contacto con la víctima en las redes, los seducen, les ponen una primera cita en la que se conocen y luego ponen otra cita más para tomar confianza. Generalmente las víctimas los invitan a su casa porque viven solos y luego allí sucede todo, terminan amarradas y asesinadas por asfixia mecánica”, contó a este diario el subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Juan Carlos Vargas.

En el caso de Guillermo Garzón (quien fue asesinado el 15 de noviembre pero fue encontrado por las autoridades hasta el 18 de noviembre), alias ‘Leo’ y alias ‘El Cojo’ se habían hecho pasar como integrantes de la comunidad LGBTI y así lo contactaron por las redes sociales. Luego pactaron una cita en el apartamento del activista, ubicado en la calle 64 con carrera 17.

Una vez ingresaron al apartamento de Garzón, lo golpearon, lo amordazaron y lo ataron de pies y manos. Según el resultado preliminar de la necropsia de medicina legal, las causas de la muerte fueron asfixia mecánica mixta, sofocación y estrangulamiento.
El coronel Vargas dijo que hay indicios acerca de la relación de estos hombres en otros casos de homicidios, cuyas víctimas eran gay. De hecho, el subcomandante de la Policía agregó que en un intento de asesinato la víctima se desmayó y los miembros de la banda pensando que ya estaba muerta, la dejaron en el piso y salieron huyendo, pero esta persona logró sobrevivir y contar su historia a las autoridades.

Precisamente luego del asesinato de Garzón, este diario contó que otro homicidio similar al de Garzón, fue perpetrado en septiembre contra John Henry Ospitia. Entre las coincidencias están que ambos eran víctimas gay, rondaban los 50 años, vivían solos, fueron robados pero por objetos pequeños que no justifican que los hayan matado con tanta sevicia. El día del homicidio llegaron acompañados por un hombre joven, se registró un domicilio y después llegaron algunas personas más. Las víctimas aparecieron amordazadas con cinta Americana, gris, adhesiva, parecida a una venda, que les cubría el rostro. Los apartamentos fueron desorganizados. Los victimarios se cuidaron de no dejar huellas, utilizaron guantes y ácido corrosivo para no dejar indicios. Los cuerpos presentaron signos de tortura y la causa de la muerte fue la misma: asfixia mecánica.

Según dijo el fiscal Iván Lombana, el haber cometido el hecho inspirado en móviles de orientación sexual es una de las circunstancias de agravación punitiva que se tuvo en cuenta en la imputación de los cargos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado. “La Fiscalía señaló ante los jueces que este fue un homicidio cometido por razones de odio, un crimen de odio podríamos señalar y los dos hombres aceptaron los cargos con este agravante", agregó el fiscal.

La captura

Después del 18 de noviembre la Policía y la Fiscalía comenzaron una investigación en la zona donde vivía Garzón, pidieron los videos de seguridad del edificio y así determinaron que los responsables eran una banda que estaría vinculada a varios casos de hurtos a inmuebles de la comunidad LGBTI.

Luego la Seccional de Investigación Criminal – SIJIN, comenzó un trabajo para individualizar y capturar a los responsables del homicidio. Después de 15 pesquisas y de recolectar las evidencias, junto a la colaboración de ciudadanos, estableció que Leonardo Arias Jiménez alias ‘Leo’, quien registraba antecedentes por el homicidio de un intendente de la Policía, había pagado una pena de 6 años de en la cárcel y había salido en mayo de este año con el beneficio de casa por cárcel. Miguel Hernando Vásquez alias ‘El Cojo’ también tiene antecedentes por hurto calificado y había salido de la cárcel en 2011.

Así fue como en coordinación con la Fiscalía y con orden de captura de un juez, se lograron las capturas de alias ‘Leo’ y alias ‘El Cojo’ cuando caminaban por la carrera 97 con calle 16J, en el sector de Fontibón, al occidente de Bogotá.

Los capturados podrían pagar una condena de entre 25 a 30 años por . También se esperan más capturas de miembros de esta banda en los próximos días.

Temas relacionados