El desesperado discurso del hijo de la mujer que murió en la Autopista Norte de Bogotá

Un transeúnte grabó a uno de los hijos de Rubiela Chivará narrando su versión del deceso y solicitando que el CTI levantara el cuerpo.

Captura de pantalla.

Sobre la muerte de Rubiela Chivará, la mujer de 50 años que el martes falleció frente a la estación de la calle 116 con Autopista Norte, en Bogotá, hay aún cientos de interrogantes. Mientras su familia asegura que hubo negligencia por parte de la EPS Cruz Blanca, la entidad asegura que emitió a tiempo las autorizaciones para la atención de la mujer.

El dramático deceso de Rubiela fue el principio del primer gran embotellamiento que sufrieron los habitantes de la ciudad en el año. Luego de que la mujer cayera desplomada frente al ascensor de la estación Calle 116 de TransMilenio, familiares de la víctima y personas que se solidarizaron con la situación, se tomaron la vía para pedir la presencia inmediata del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, para realizar el levantamiento del cadáver, lo cual pasó solo seis horas después de la muerte de Rubiela, hacia la 1:30 p.m. de la tarde.

Un transeúnte tomó un video aficionado en el momento en que uno de los hijos de Rubiela narraba su versión de lo sucedido, al tiempo que solicitaba apoyo para iniciar el bloqueo al corredor vial y así solicitar que el CTI levantara el cuerpo de su madre.

En el video se puede observar cómo el joven asegura que la muerte de Rubiela, al parecer por una falla cardiaca, fue producto de una cirugía que no quiso practicar la EPS. En ese momento, aún había tránsito, aunque moderado, de vehículos y motocicletas; la troncal de TransMilenio ya se encontraba bloqueado por el joven y quienes decidieron unirse a la protesta.

‘‘No ha sido posible que el CTI llegue y nos haga el levantamiento del cadáver, por eso exigimos que levanten a nuestra madre, que falleció por la ineficiencia de la EPS Cruz Blanca, que tenía que practicarle una cirugía y no lo hizo cuando debía ser y hoy está sin vida, tirada en la vía pública. ¡Mírenme transeúntes! ¿Cómo se siente uno de familiar? Viendo a su mamá tirada allá, burlada. Por eso no nos vamos a mover hasta que llegue el CTI’’. Esas fueron las palabras del hijo de Rubiela, antes de que se diera inicio al bloqueo de la Autopista Norte.