El día que un bus de Transmilenio se partió en dos

Así se vivió el accidente entre dos articulados del sistema de transporte masivo de Bogotá.

Alrededor de la Autopista Norte hubo congestión por el accidente y los buses del sistema tuvieron que circular por los carriles de los carros particulares. / Daniel Ianini
Alrededor de la Autopista Norte hubo congestión por el accidente y los buses del sistema tuvieron que circular por los carriles de los carros particulares. / Daniel Ianini

Minutos antes de las 11:00 a.m. Héctor Díaz, trabajador de la Ferretería del Norte, ubicada en la calle 131 con Autopista Norte, escuchó el estruendo que provocó el choque de dos buses de Transmilenio. Cuando salió del local para ver lo que había pasado se sorprendió al ver que uno de los articulados, que cubría la ruta D10 con destino al Portal 80, se estaba abriendo por la mitad.

“Enseguida llamé a tres vecinos, buscamos algunas de las ambulancias que se estacionan cerca del local y nos fuimos a sacar a los heridos de los buses. Ahí ayudamos a salir a la niña de 7 años que resultó herida”, cuenta Díaz. Agrega que la escena fue aterradora y que afortunadamente el bus que se partió en dos no iba muy lleno, o de lo contrario hubiera podido ocurrir una tragedia peor a la que sucedió este martes, en la que no resultaron heridos de gravedad, según reportes de la Secretaría de Salud.

Según informó Arcecio Marín, miembro del Centro Regulador de Urgencias y Emergecias (CRUE), el accidente dejó 14 heridos incluyendo a la menor de edad de 7 años, quienes fueron trasladados a diferentes centros de atención médica como las Clínicas El Bosque, Shaio, la Fundación Cardio Infantil y el Hospital Simón Bolívar.

Los vecinos del barrio Prado Veraniego, aledaño al lugar del suceso, indicaron que el accidente se presentó cuando una persona cruzó la autopista en medio del carril exclusivo del sistema (sentido Norte -Sur), por lo que el bus de la ruta D10 frenó bruscamente tratando de esquivarla. Entonces el articulado de la ruta G11 (Portal Sur) chocó contra este vehículo.

Pero ¿por qué se desprendió el fueye o acordeón? Se trata de una situación atípica que no se había presentado en los 12 años del Sistema Transmilenio. Fernando Sanclemente, gerente de la empresa, aseguró que se iniciará la investigación para determinar las causas del hecho, la cual tendrá acompañamiento de la firma Volvo, fabricante del bus. Fuentes de esta entidad también indicaron que el bus, operado por el Consorcio Express del Futuro, no había sobrepasado el kilometraje determinado para circular, ya que el vehículo ha recorrido cerca de 700 mil kilómetros y el límite reglamentario es de un millón de kilómetros.

Alrededor de la Autopista Norte hubo congestión por el accidente y los buses del sistema tuvieron que circular por los carriles de los carros particulares. Fue un hecho que capturó la atención de los curiosos y de las autoridades por más de dos horas. La duda de los usuarios frente a la posibilidad de que el fueye de los articulados pudiera fallar, fue resuelta este martes. Ahora Transmilenio deberá responder cuál fue la causa el desprendimiento del acordeón, cual es la responsabilidad de Express del Futuro, qué se necesita para que esto no vuelva a suceder y los pasajeros estén tranquilos cuando se ubiquen en el famoso acordeón de los buses.

últimas noticias