El edificio del Ministerio de Transporte es historia

Seis segundos duró la demolición. Ahora, con el terreno libre y con una licitación en marcha, está todo listo para comenzar con la primera fase de la renovación del CAN.

Ministerio de Transporte

Alrededor de 150 kilos de indugel, 2.500 metros de cordón detonante y 300 detonadores fueron suficientes para demoler casi 60 años de historia. En la mañana de este domingo se llevó a cabo la implosión del antiguo edificio del Ministerio de Transporte, ubicado en la calle 26 con carrera 57, con lo que, fuera de eliminar un riesgo de colapso, abre la posibilidad de comenzar con la primera fase de la renovación del Centro Administrativo Nacional (CAN). (LEA: Así será el primer edificio de Ciudad CAN)

--VEA: Demolición del Ministerio de Transporte

La demolición era necesaria, no solo por la renovación urbana del sector sino por seguridad. Vale recordar que desde el año pasado tuvieron que desalojar el edificio por el riesgo estructural, advertido en su momento por la Procuraduría que, en una carta a la entonces ministra de Transporte Natalia Abello, recomendó “la demolición del bloque Número 1, para minimizar el riesgo”.

Con la implosión se da un paso más en el aplazado proyecto de la renovación urbana del CAN, que comenzará con la construcción del primer edificio público a través del sistema de Alianza Público-Privada (APP), obra que está próxima a salir a licitación. Para el nuevo edificio ya se cuenta con estudios y diseños, los cuales indican que el proyecto de infraestructura se edificará en 38 meses desde la firma del contrato, el cual se ejecutará por la vía de asociación público-privada (APP) y en concesión con la Agencia Nacional Virgilio Barco Vargas.

El nuevo edificio tendrá tres torres idénticas (con un área total de 101.696 metros cuadrados), que albergarán entidades como la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), la Agencia Nacional de Minería, la Superintendencia de Puertos y Transporte, así como los ministerios de Minas y Energía, entre otros. De esa manera, albergará a más de 6.000 funcionarios, tendrá capacidad para recibir 1.800 visitantes y contará con un Centro Integral de Servicio al Ciudadano, con 46 ventanillas y 270 sillas de espera. El proyecto tendrá un costo de $460.000 millones, que el Estado empezará a desembolsar al operador en 19 pagos anuales de $70.000 millones, una vez culmine la obra.

últimas noticias