El respaldo del exalcalde y lo que representa es decisivo

El factor Mockus en la puja por la Alcaldía de Bogotá

Si bien hoy el senador apoya a Claudia López, en los verdes temen que si ella se “amarra” a Gustavo Petro, el profesor y otros sectores podrían migrar a otros frentes. ¿Por qué?

En las elecciones al Congreso, Mockus obtuvo la segunda mayor votación, solo superado por Uribe. / Gustavo Torrijos

La incertidumbre que genera el que Antanas Mockus pueda perder su curul en el Congreso da cuenta del respeto y la admiración que despierta, no solo entre sus seguidores, sino también entre sus detractores. Y es que su figura trasciende lo político y se enmarca en un plano más social y pedagógico, lo que le ha significado un importante caudal electoral. De allí lo relevante y simbólico que representa su respaldo político.

>>>Lea: Alianzas decisivas por la Alcaldía de Bogotá

No es para menos. El exrector de la Universidad Nacional y dos veces alcalde de Bogotá sacó 3,5 millones de votos en las elecciones presidenciales de 2010 y recientemente, logró la segunda mayor votación al Congreso (540.000 votos). Eso da cuenta, con creces, del calibre de su apoyo en cualquier elección.

Eso lo sabe bien Claudia López, la abanderada de la Alianza Verde en la puja por llegar al Palacio Liévano, quien cuenta con el respaldo, cómo no, del mismo Mockus, copresidente del partido. Sin embargo, en la colectividad hay un sector que ve con reserva sus coqueteos al exalcalde Gustavo Petro. Y no por diferencias ideológicas o desencuentros personales, sino por lo polarizante de su figura, situación que, temen, pueda costarle en las urnas.

>>>Lea también: Lucho Garzón se adhirió a la campaña de Claudia López a la alcaldía de Bogotá

Fuentes dentro de los verdes, incluso, se atreven a vaticinar que Mockus y el sector afín a Sergio Fajardo podrían marginarse de la campaña si López accede a algunas exigencias de Petro con tal de sumar su respaldo. En este punto, no puede pasar por alto que en la segunda vuelta presidencial de 2018 el exalcalde de Medellín apostó por el voto en blanco en lugar de abonarle al exmandatario de Bogotá.

“Si ella insiste en buscar un acuerdo con Petro, implicaría tomar distancia del centro, espantando a Mockus y a Fajardo, y a sus electores. Es un escenario remoto y por ahora no hay riesgo, pero todo depende de qué pueda ocurrir con los acuerdos”, declaró un miembro de las entrañas de la colectividad.

>>>Le puede interesar: Candidatos de la derecha y centro derecha a la Alcaldía de Bogotá buscan una alianza

Hay quienes van más allá y no descartan que, en caso de darse el hipotético escenario, esos respaldos terminen en manos del principal contendor de la exsenadora: Carlos Fernando Galán. ¿La razón? Si bien el excongresista era visto como una efigie de la derecha, él se viene mostrando como candidato de centro, marginado de partidos y que estratégicamente ha tomado distancia de figuras como la del alcalde Enrique Peñalosa, pese a que lo respaldó en su campaña. A ello se suma que Galán tiene un carácter menos confrontacional y ha sabido manejar sus fichas, como poner en cabeza de su lista al Concejo a la periodista Marisol Gómez, un personaje alejado de maquinarias políticas.

Metro, el trasfondo

Si bien hoy la denominada coalición centro-izquierda, en la que está Claudia López, Celio Nieves (Polo), Luis Ernesto Gómez (activista) y Jorge Rojas (Colombia Humana), adelanta encuentros para elegir candidato único bajo la sombrilla de un acuerdo programático, lo que los divide es el tema del metro.

Mientras López dice que, en caso de quedar contratado, dará continuidad al sistema elevado que propone la actual administración, candidatos como Rojas o Nieves resaltan su inconveniencia. Esa disyuntiva alejó al concejal Hollman Morris (Progresistas), una de las caras más visibles del petrismo, quien insiste en un metro subterráneo.

La semana pasada Claudia admitió que se ha reunido con Petro para superar las diferencias y lograr un acuerdo. Sin embargo, fue enfática en decir que no dará su brazo a torcer y que Petro aún no ha puesto condiciones a su respaldo. A su turno, el exalcalde advirtió que no habrá acuerdo programático hasta que se incluya a “toda la juventud popular en la educación superior publica y que la movilidad pase por el metro de alta capacidad”.

¿Le suma o le resta?

En opinión de Carlos Arias, profesor de la Universidad Externado, un apoyo formal y rotundo de Petro podría restarle votos a Claudia y a toda su estructura política, pues reduciría sus oportunidades de seducir al votante de opinión que se impone en Bogotá.

“En la ciudad hay dos ejes polarizantes: Gustavo Petro y Álvaro Uribe. Ambos tienen nichos importantes, estructuras políticas y clientelares, pero al votante de opinión capitalino —que no vota por caudillos, ni por partidos— estos personajes le generan resistencia. Mire no más el caso de Peñalosa, en la elección que ganó Petro, cuando sumó a Uribe (sin necesitarlo) y este terminó cargándole el megáfono. Con eso le puso un inri a su campaña, con los votos de opinión de centro-izquierda”, señaló.

Para Arias, la mejor manera de que López adhiera el respaldo de Petro es por medio de las estructuras políticas del exalcalde, eso sí, en la fase final de la campaña. “Si se recibe un apoyo temprano le da chance a la centro-derecha”, agregó.

Por su parte, el analista y politólogo Alejo Vargas insiste en que no es del todo negativo un respaldo de Petro, de allí la importancia de que el acuerdo programático al que lleguen no sea condicionado y se ajuste a la coalición. “Sergio Fajardo tendría más reparos si se concreta ese acuerdo. Fundamentalmente depende de cómo se haga: no es lo mismo una declaración de apoyo, a que Petro esté en campaña con ella”.

En esa línea, el exconcejal de Bogotá y ahora senador Antonio Sanguino reivindica que el acuerdo no es con Petro, sino con un conjunto de sectores alternativos. “Claudia no le hace caso a nadie, no es la [Iván] Duque de Bogotá. Ella tiene su carácter y no aceptará acuerdos por debajo de la mesa. Su alcaldía no será la segunda parte de nadie, va a recoger lo mejor de Mockus, de Petro, de Lucho (Garzón) y otros alcaldes”, precisó.

Restan menos de cuatro meses para los comicios y los partidos tienen hasta este mes para dar sus avales. El próximo 26 de julio se definirá además el ungido en la coalición de centro-izquierda. ¿Podrá Claudia López aglutinar estratégicamente el apoyo de Petro para que en verdad le sume en lugar de restarle?

 

[email protected]

869735

2019-07-08T10:06:07-05:00

article

2019-07-08T15:54:39-05:00

[email protected]

none

-Javier González Penagos / Twitter: @Currinche

Bogotá

El factor Mockus en la puja por la Alcaldía de Bogotá

55

7217

7272