El paro más difícil de Alfonso Pérez

Alfonso Pérez es el rostro de este y otros paros de transporte en Bogotá. Desde 2005 es el presidente de la Asociación de Pequeños Transportadores (Apetrans), que agrupa casi 8.500 propietarios de buses tradicionales.

Alfonso Pérez, presidente de Apetrans. / Óscar Pérez - El Espectador

Su nombre se hizo público desde que el alcalde Samuel Moreno estructuró el Sistema Integrado de Transporte (SITP). Pérez impulsó el paro de 2010 contra del SITP, que revolucionó la ciudad por cuatro días.

Nació en Sogamoso (Boyacá), fue obrero y luego dirigente sindical en el Banco Popular. Ahorró , compró un bus y en 1995 se vinculó a Apetrans. Hoy, dice, “solo tengo un microbús”. En marzo de 2010, cuando la administración Moreno adelantaba la licitación del SITP, él impulsó movilizaciones para mejorar las condiciones en el Sistema para los pequeños propietarios. Entonces, aceptaron la propuesta del pago de ganancias del 1,5% (como lo propuso Moreno) y un incremento del 5% en el valor por los buses que salieran de circulación.

Después de concertar con la Alcaldía, Pérez fue uno de los líderes que animó a los propietarios de buses para que se unieran a las empresas Coobús y Egobús, operadores del SITP, que hoy están en quiebra e intervenidas por la Superintendencia de Transporte. Para algunos, Pérez tiene responsabilidad en la crisis financiera que hoy viven algunos propietarios de buses.

Ahora, cuando enfrenta un pulso con el alcalde Gustavo Petro por el Pico y Placa para buses tradicionales y por la deuda que tiene el SITP con los pequeños transportadores, admite que “es el paro más difícil que he tenido que enfrentar. El orgullo del alcalde no deja dialogar”. Y no sólo por el alcalde, sino que, como ha quedado demostrado, el SITP ha logrado cubrir buena parte de las rutas de los buses tradicionales: “En este paro hay una diferencia y es que llevamos tres años esperando a que nos paguen las rentas y no nos dan solución”.

Esta vez alcanzó a contemplar su salida de Apetrans: “He dicho que busquen a otra persona, pero nadie se atreve. Manejar esta organización es con hambre y miseria”. Sobre los disturbios durante el paro, dijo: “Este no es un movimiento de monjas , es de gente emberracada”. A la pregunta: ¿Se arrepiente de apoyar el SITP con Samuel Moreno? , responde: “No.La pelea ahora es distinta y más fuerte”.

523697

2014-10-22T23:21:21-05:00

article

2014-10-22T23:30:24-05:00

none

Redacción Bogotá

Bogotá

El paro más difícil de Alfonso Pérez

39

2142

2181

Temas relacionados