Se declarará la emergencia verde en la red hospitalaria

El plan de atención para la visita del papa

La Secretaría de Salud y Bomberos tienen previsto un plan de acción para atender las emergencias que se puedan presentar durante la estadía de Francisco en Bogotá. Habrá puntos de atención estratégicos, y supervisión y control de alimentos y bebidas.

EFE

Bogotá se engalana para recibir el próximo 6 de septiembre al papa Francisco. Calles, estatuas y fachadas, como la de la Catedral primada, están siendo restauradas. Además, el Distrito, fuera de los ajustes en movilidad y seguridad, ultima los detalles logísticos de la misa campal en el parque Simón Bolívar; el encuentro del sumo pontífice con los jóvenes, en el parque Tercer Milenio, y su presencia en la Plaza de Bolívar, a donde se espera asistan más de 22.000 personas. (Visita el especial de la visita del papa Francisco a Colombia)

Asimismo, la Secretaría de Salud y el Cuerpo de Bomberos tienen previsto, entre el 2 y el 10 de septiembre, la activación de un plan integral de atención con el que se pretende atender las emergencias que se puedan presentar durante los eventos en los que participará el máximo jerarca de la Iglesia católica. La atención no solo será para los capitalinos. También para las personas de otras regiones y países, que llegarán a la capital para ver a Francisco.

Medidas

La Secretaría de Salud declarará la alerta verde en toda la red hospitalaria en la capital, que activa el Plan Hospitalario de Emergencia, mejora la disponibilidad de turnos, agiliza el proceso de recepción de pacientes, los trasladados en ambulancias, y dispone de mayores recursos humanos, insumos y equipos necesarios para reaccionar a tiempo. Además, dispondrá 2.500 personas para la atención inmediata en los seis puntos estratégicos de atención, ubicados en los lugares donde estará el papa Francisco: la Nunciatura Apostólica, el parque Simón Bolívar, el parque Tercer Milenio, el Palacio de Nariño y la Plaza de Bolívar.

Sumado a esto, se hará una jornada de salud pública, control y supervisión de alimentos con el fin de verificar la calidad del agua, de alimentos, el manejo de residuos sólidos, la salud mental y la propagación de virus que se pueden generar por la aglomeración masiva de gente. Por ejemplo, como medida preventiva, la administración pide a taxistas, empleados de hoteles y menores de cinco años vacunarse contra el sarampión. A pesar de que es una enfermedad erradicada desde hace 15 años en el país, en Europa se ha presentado nuevos casos y el contacto con visitantes de dicho continente podría generar un riesgo.

Por su parte, el Cuerpo de Bomberos ha dispuesto de 90 oficiales que asegurarán la atención en el centro de operaciones, así como en los diferentes puestos de mando unificado y en los recorridos que se tienen programados. Asimismo, habrá 250 bomberos en alistamiento preventivo que reforzarían los tres anillos de seguridad previstos para atender cualquier eventualidad.

Según el director del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, Pedro Manosalva, el primer anillo estará conformado por 100 bomberos y acompañará la caravana papal. El segundo hará parte del operativo de apoyo en los sitios donde habrá mayor aglomeración de personas, como el parque Simón Bolívar o la Nunciatura Apostólica, y en lugares que pueden ser atractivos para los visitantes, como el cerro de Monserrate.

El tercero está integrado por 300 bomberos y operará como si se tratara de un plan retorno en las entradas de la ciudad: autopista Norte, calle 80, calle 13, autopista Sur y la Vía al Llano. “En total van a ser más de 600 bomberos profesionales, además de los que van a brindar el servicio normal en las 20 localidades”, agregó Manosalva.

Con estas medidas, las autoridades esperan garantizar la tranquilidad y una oportuna atención a propios y visitantes durante la estadía del papa en Bogotá.