‘En el Polo no caben ni traidores ni oportunistas’

El secretario general del Polo en Bogotá, Donaldo Casado, señala que el partido no avalará a exfuncionarios del Distrito, progresistas, ni a nadie que pertenezca a algún movimiento que haya salido del Polo.

El paraguas del Polo, que para las elecciones a la Alcaldía busca abarcar todos los sectores alternativos de izquierda que un día, por diferencias políticas y administrativas, se alejaron de su proyecto, está cerrado para las elecciones territoriales. Esto quiere decir que mientras Clara López, la candidata a la Alcaldía en la capital y presidenta del partido, busca alianzas y acuerdos con el Partido Comunista, la Alianza Verde, el Progresismo, el Partido Liberal y los movimientos indígenas, las listas al Concejo y a Juntas de Acción Comunal deben estar integradas únicamente por polistas purasangre: aquellos que no abandonaron el barco en ningún momento o no renegaron del mismo. Esto aunque, paradójicamente, el Polo sí recibió la preinscripción de varios exfuncionarios del Distrito y exprogresistas a quienes hoy les dice que no les dará el aval. 
 
Esta confirmación y otras aclaraciones sobre el tema las hizo Donaldo Casado, secretario general del Polo Democrático en Bogotá, en entrevista con El Espectador, quien sostiene que “el partido no avalará a quienes conspiraron en su contra y hoy de forma oportunista ven las condiciones favorables para volver”.
 
¿Cuándo decidió el Polo Democrático que va a hacer acuerdos para respaldos de Alcaldía y Gobernación con la Unión Patriótica (UP), las Autoridades Indígenas de Colombia (AICO), la Alianza Social Independiente (ASI), y otros sectores del Partido Liberal y Progresistas? 
El IV Congreso Nacional del Polo, que se realizó el pasado 19 de abril, tomó unas decisiones. La autoridad del Polo, que es su Congreso, sobre el punto de las alianzas, decidió llegar a acuerdos con sectores alternativos, llámese Progresistas, Unión Patriótica, Partido Comunista, todos los que se denominan de izquierda, para cargos uninominales, a partir de las particularidades de cada región. En Bogotá se facultó a Clara López, como presidenta del partido, para adelantar estos acuerdos con estos sectores para su aspiración a la Alcaldía de Bogotá. 
 
¿Qué sabe usted sobre el sector que se denominaría Progresistas con Clara?
Clara López ha venido sosteniendo reuniones en términos políticos y según las facultades que le dio el mismo congreso. Por ejemplo, ya tiene alianzas con un sector del Partido Liberal del que hace parte, por ejemplo, Antonio López Caballero, Ernesto Samper, incluso en el esquema de campaña está su hijo Miguel Samper y el exfiscal Alfonso Gómez Méndez. 
 
¿Por qué se decidió que no había acuerdos para concejos y asambleas?
Porque adoptando los criterios estatutarios y políticos del partido, el Comité Distrital del Polo Democrático consideró que las listas a Concejo deben ser integradas por dirigentes del partido, por candidatos que hayan participado en el IV Congreso Nacional, que hayan sido elegidos o no, sin descartar a los líderes sociales que con su gestión en sectores específicos hayan contribuido a acrecentar la influencia del Polo.  
 
Deme un ejemplo sobre esos líderes sociales porque así planteado podría ser cualquiera…
Por ejemplo, el presidente de una Junta de Acción Sindical, cuyo comportamiento cumpla con el ideario del Polo, así no haya sido candidato del último congreso. 
 
¿Por qué no podría ser un exfuncionario del Distrito, que tenga puntos en común con el Polo Democrático?
Porque sus puntos de vista y sus criterios políticos son distintos. Es de conocimiento que en la pasada campaña, el Polo tuvo candidato a la Alcaldía, Aurelio Suárez, y su programa de gobierno era distinto al de la actual administración. 
 
Pero es curioso que pese a esas diferencias no se opongan al respaldo de estos sectores a la Alcaldía de Bogotá…
Es distinto. De ninguna manera el Polo se opone a estos respaldos para la Alcaldía, ya que esta es una campaña de convergencia, como se definió en el congreso nacional. Está, por ejemplo, el caso de Donka Atanassova, quien fue candidata a la Cámara de Representantes por la Alianza Verde y renunció al Polo hace seis meses, también fue funcionaria del Distrito como exdirectora de Seguridad de la Secretaría Distrital de Gobierno. Candidatos en esas situaciones no pueden ser admitidos. Como tampoco quienes estén investigados por el Carrusel de la Contratación. 
 
¿Cómo quiénes? Dé otros ejemplos…
Este miércoles precisaremos esas valoraciones con cada hoja de vida y hay más de uno que sabemos que está en una situación difícil, pero se le respetará el debido proceso. 
 
Si  tenían los criterios tan claros, ¿por qué dejaron inscribir a varios exfuncionarios del progresismo a listas de Concejo y JAL? 
Digamos que el Comité Distrital del Polo decidió recibir la documentación, respetando el debido proceso, partiendo de la buena fe de los candidatos, pero ese es apenas el primer filtro. En el Comité Ejecutivo del Distrito vamos a revisar esos criterios. 
 
¿Cuántos inscritos hay para Concejo y JAL?
Hasta el momento hay 43 candidatos al Concejo de Bogotá  y 260 para las Juntas de Acción Comunal.
 
¿Ya les dieron la negativa a los progresistas y miembros de otros movimientos y partidos que buscaban el aval con el Polo?
No, todavía no. Pero no serán avalados. El Comité Ejecutivo del Distrito, bajo el principio de autonomía, puede determinar a quién respalda y a quién no. 
 
Es decir, ¿Clara López no tiene incidencia en esa elección?
No. En el Polo hay unas instituciones y unos criterios que se deben seguir. 
 
¿Pero ya está tomada la decisión de no avalar las candidaturas a Concejo y JAL en Bogotá de quienes vienen de otros partidos o movimientos como Progresistas, Alianza Verde, Marcha Patriótica o Partido Comunista?
Sí, no se avalarán. Tampoco son ciertos los rumores que crecen sobre que Aida Avella o Jaime Caicedo vayan a ser candidatos al Concejo por el Polo. 
 
Para tener claridades, ¿cuáles fueron las reglas que estableció el Polo, desde el  primero de julio, para quienes quieran aspirar a esas listas?
Las reglas es que haya participado como candidato, elegido o no, en las listas del IV Congreso Nacional del Polo; que sea militante del Polo o que sus actuaciones sean en consecuencia con el ideario del Polo, y que no se trate de personas que favorecieron el sepelio o exterminio del Polo, la división que casi acaba con este partido hace unos años. Muchos se fueron a sus propios proyectos políticos, como Marcha Patriótica, el Progresismo, el Partido Verde…
 
Los traidores, ¿eso quiere decir?
Sí, se podría decir, quienes conspiraron contra el partido y hoy de forma oportunista ven las condiciones favorables para volver. En el Polo hay un Código Nacional de Ética y estos sectores que se fueron no cumplieron con los deberes políticos del partido.
 
¿Esa es una expresión del pulso que se sigue viviendo en el Polo entre las fuerzas de Jorge Enrique Robledo y Clara López? 
En su momento hubo unas discusiones que se sanearon de manera unitaria en el IV Congreso del Polo, donde se acordó seguir siendo un partido de oposición al presidente Juan Manuel Santos, cuya única coincidencia es el respaldo a un acuerdo de paz. Pero tienen 99 diferencias: el modelo económico o la política minera o energética, por ejemplo. 
 
¿Cuál es la lista del Polo al Concejo entonces? ¿Ya decidieron los primeros 10?
Estamos esperando a que lleguen todas las candidaturas. Internamente nos pusimos como plazo hasta el 30 de julio. Todo está sujeto a una valoración y debemos cumplir, por ejemplo, con la cuota de mujeres que debe ser del 30%. Aquí existen varios filtros, la Dirección Distrital del Polo hace seguimiento y está tratando de vigilar que los candidatos a las JAL y Concejos cumplan los criterios.
 
Pero es claro que hay unos candidatos que ya cumplen con esos criterios, ¿dígame algunos?
Por ejemplo, Celio Nieves, Álvaro Argote, Venus Albeiro Silva…
 
Esos son los que repiten, ¿Cuáles serían los nuevos?
Manuel Sarmiento, Sinio Navarro, Jesús Gaitán, Orsinia Polanco, que fue representante a la Cámara por la Guajira, serían algunos que esperamos cumplan con los requisitos. Pero mi labor como secretario general del Polo en Bogotá es cumplir con los mandatos del IV Congreso Nacional el Polo y de las decisiones del Comité Ejecutivo Distrital del partido. 
 
¿El concejal Orlando Santiesteban al fin tendrá o no aval del Polo para repetir en el Concejo de Bogotá?
No. El Comité Ejecutivo Distrital ha considerado que ese concejal desconoció el ideario del partido y sus estatutos al respaldar el proyecto político de Álvaro Uribe Vélez. Un caso claro de doble militancia. 
 
Temas relacionados