El renacer de Usme

Luego de décadas de violencia, y con los índices de desempleo más altos de la ciudad, esta localidad quiere perfilarse como el principal atractivo turístico del sur.

Luego de viajar por la Caracas hasta la calle 103 sur, se pueden vislumbrar las primeras montañas en donde se asientan los sitios turísticos de Usme.

Las casas, tiendas y carnicerías que se destacan en el ambiente de esta localidad, poco a poco se van perdiendo de vista, dándole paso a la tierra que desde hace 2.000 años fue habitada por indígenas muiscas. Ellos, en su momento, preservaron este lugar a través de la agricultura inspirada en los ciclos de la luna y la lluvia.

Pasando por el relleno Doña Juana, vía al páramo de Sumapaz, se pueden ver pequeñas fincas coloniales que años atrás no funcionaban por la guerra que azotaba la región. La tragedia de Usme tiene varios matices: desde los años treinta este territorio ha sido disputado por la guerrillas de la época , tanto así, que a finales de los noventa Usme y Sumapaz eran corredores estratégicos para las Farc.

Desde que el Ejército recuperó la región, indígenas emberas, kichwas, muiscas, pijaos y campesinos nativos han tratado de cultivar en terrenos que anteriormente eran ocupados por la guerrilla.

Hoy, las cifras del DANE indican que Usme es la localidad más pobre de la ciudad. Con 14% de desempleo, alcanza uno de los índices más altos junto con Ciudad Bolívar.

Con esta situación, los reflectores de Usme apuntan al turismo. Teniendo en sus manos uno de los cementerios muiscas más grandes de Latinoamérica, así como el páramo más extenso del mundo, Usme espera resucitar.

El Instituto Distrital de Turismo ha venido impulsando esta tarea a través de la capacitación de pequeños empresarios. y del apoyo a 120 familias de la localidad .que están interesadas en ingresar a este mundo. Estos son algunos de los sitios más importantes.