El foco: jóvenes y mujeres

El reto de reactivar a los “ninis” en la pandemia

Noticias destacadas de

El Distrito buscará mujeres y jóvenes, que ni estudian ni trabajan (denominados “ninis”), para sumarlos a su programa “Retorno a las oportunidades”. Comienza en Ciudad Bolívar, pero la idea es visitar 500.000 hogares en tres años.

Mitigar la velocidad de propagación del coronavirus; garantizar que los hogares en cuarentena tengan lo básico para subsistir; ampliar en pocos meses la capacidad hospitalaria; velar por la seguridad, la convivencia y la salud mental en plena pandemia. Son varios los desafíos que ha tenido que enfrentar la administración de Claudia López en sus primeros meses en el Palacio Liévano y desde hoy tiene uno nuevo. El Distrito puso en marcha el programa “Retorno a las oportunidades”, que busca plasmar un nuevo enfoque a su política social y trazar un camino de protección a dos poblaciones que prometió priorizar: mujeres y jóvenes que ni estudian ni trabajan (denominados “ninis”).

El programa, abreviado como “Reto”, básicamente busca tomar lo mejor de las políticas sociales de Bogotá desde la administración de Luis Eduardo Garzón (2004-2007) e imprimirle un contenido “más humano”, según explicó la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro: “Partimos de la base de pensar que, más allá de asistencialismo o focalización, consideramos al individuo dentro de un hogar y que a ese hogar hay que dotarlo de oportunidades”.

La primera parte del programa la presentaron ayer la alcaldesa López y la secretaria de Educación, Edna Bonilla. Se denominó “Reto U” y es todo lo relacionado con el componente educativo, que se hizo en conjunto con 21 instituciones educativas públicas y privadas. “Tienen nuestro apoyo para estudiar carreras técnicas, tecnológicas o profesionales; las que escojan, porque los jóvenes no pueden seguir siendo ‘ninis’, que ni estudian ni trabajan; al contrario, nuestra economía y desarrollo depende de su conocimiento y de su talento”, dijo la alcaldesa sobre la convocatoria que estará abierta, vía web, hasta el próximo

lunes.

Dicha propuesta está adscrita a la nueva estrategia del Distrito, cuyo objetivo es que todo el tema social tenga un enfoque territorial. Por lo tanto, a los jóvenes de hogares que ni siquiera tienen un computador o conexión Wi-Fi les llegará la iniciativa puerta a puerta, mediante una legión de funcionarios que harán recorridos por los barrios más pobres de la ciudad, iniciando hoy por cinco ubicados en la localidad de Ciudad Bolívar.

Para identificar esos hogares, según Navarro, se están cruzando los mapas de pobreza con bases de datos cada vez más robustas, con lo que se viene logrando la identificación de los hogares que más ayudas necesitan. El ejercicio lo vienen haciendo desde que inició la emergencia sanitaria, para identificar a esos hogares que por diversos motivos no entraban en las estadísticas de pobreza.

Así también identificaron los hogares con jefatura femenina y en los que hay “ninis”. “Esos mapas arrojaron un mundo que no existía en Bogotá, donde hemos entregado mercados puerta a puerta, y tenemos un gran mundo por intervenir”, aseguró Navarro.

La idea de esta nueva estrategia es ponerles rostro a esas bases de datos e informes que por años se tuvieron, pero nunca se aterrizaron a los barrios realmente necesitados en la ciudad. La administración busca ir a esos hogares y preguntar qué servicios distritales necesitan, fuera de educación, en salud, cultura, participación y trabajos que deben hacer las alcaldías locales.

En esos territorios identificados se clasificará a los jóvenes según las situaciones de riesgo a las que se enfrenta. Es decir, si ya pasó por alguna situación de riesgo, si está a punto de caer en una y si ya estuvo en el sistema educativo y desertó. El plan es ofrecerles, en principio a 5.900 jóvenes, transferencias monetarias condicionadas. “Les diremos: ‘Los cuidamos por ser jóvenes y por eso reciben una transferencia monetaria’, pero es para que se enfoquen en proyectos productivos con los que puedan salir de sus condiciones de pobreza”, aclaró Navarro.

En cuanto a los hogares cuya cabeza de hogar es mujer, la meta que tiene el Distrito es lograr que empiecen a pensar en sí mismas y cambiar así la visión de los programas sociales, que por lo general condicionan el apoyo a las mujeres si las ayudas les llegan también a los hijos. “Más allá de madres, son mujeres que deben tener un proyecto de vida, proteger su salud y estudiar”, añadió la funcionaria.

Aunque la estrategia de hacer recorridos sectorizados empezará en Ciudad Bolívar, en total hay 417 barrios pobres por atender en localidades como Bosa, Rafael Uribe, Suba y Kennedy. A futuro, además de transferencias monetarias y oferta de educación o servicios sociales, la idea es garantizar que estos hogares tengan una renta básica, concepto que se ha debatido bastante durante las últimas semanas y que dista de las ayudas económicas entregadas por el Gobierno y el Distrito. Para definir dicho concepto, hay que hacer ajustes presupuestales que ya está proyectando la Secretaría de Hacienda.

“Queremos ponerle cara a la base maestra, para visitar a más de 500.000 hogares. Este año capacitaremos a los agentes comunitarios y el año entrante tendremos un abordaje territorial con presencia de estos agentes en todos los puntos de la ciudad”, manifestó Navarro sobre la nueva estrategia territorial.

La funcionaria, quien viene hablando de cambios de enfoque a las estrategias sociales desde que empezó su labor como secretaria, sin desconocer lo desastroso de la pandemia, señaló que se está convirtiendo en una oportunidad de pensar y acelerar transformaciones sociales. “Es una emergencia dura, pero permitió adelantar proyectos que pretendíamos ejecutar en los cuatro años. Recibimos un enfoque de focalización y con la nueva visión llegaremos a lugares tan apartados que ni los carros pueden llegar y el mercado toca subirlo al hombro”, concluyó Navarro.

En pleno pico de la pandemia y en medio del aumento de los contagios del virus, el Distrito decidió adelantar la tarea de garantizar lo básico a los más vulnerables. Entre esfuerzos logísticos y nuevos enfoques, en unos meses se sabrá si el programa es suficiente para que poco a poco los hogares pobres vivan en condiciones más dignas.

“Reto U”, alianza para brindar educación a 8.000 “ninis”

La primera iniciativa del plan “Retorno a las oportunidades” se dio a conocer ayer. La alcaldesa y la secretaria de Educación anunciaron una alianza con 21 universidades públicas y privadas para dar beneficios de estudio a 8.000 jóvenes graduados, que no estén estudiando y no tengan empleo.

Con “Reto U”, la idea es otorgar créditos académicos, que podrán homologar los beneficiarios para carreras profesionales a partir de 2021, para lo que el Distrito debe gestionar cerca de $40.000 millones en recursos adicionales.

Los candidatos a este beneficio deben haber presentado las pruebas Saber 11 y tener presente el Código SNS que les entregaron. Quienes deseen participar tienen hasta el lunes 10 de agosto para inscribirse en la página web de la Secretaría de Educación (www.educacionbogota.edu.co), inscribir sus datos, la carrera o cursos e instituto universitario al que aspira y, por último, llenar una encuesta de medición socioeconómica.

Comparte en redes: