Eliminación de reversible en la Carrera Séptima pasó prueba de fuego

El primer reto de la medida fue el 6 de enero, día de su implementación; sin embargo, hoy la iniciativa se enfrentaba al tráfico real de Bogotá.

Tomada de cuenta de Twitter @SectorMovilidad

 Este martes 13 de enero, con el regreso de los miles de vehículos que salieron de la ciudad por la época de vacaciones, era el día señalado para que la medida tomada por la Administración Distrital de eliminar el reversible de la Carrera Séptima demostrara su efectividad real.

Aunque aún no se ha hecho el primer reporte oficial luego de la llegada de casi la totalidad de vehículos que transitan la ciudad, el balance previo de la Secretaría Distrital de Movilidad, así como de varios usuarios del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), del transporte público tradicional manifestó la eficacia de la iniciativa, con la que se mejoraron los tiempos de desplazamiento hasta sus hogares.

La secretaria de Movilidad, María Constanza García, manifestó que ‘‘la velocidad promedio en la Carrera Séptima, entre las Calles 63 y 100, es de 21.5 kilómetros por hora, y entre las Calles 32 y 63, de 21 kilómetros por hora en el sentido Norte – Sur". De igual forma, no se reportaron accidentes asociados a la eliminación del reversible.

Así mismo, García informó que la eliminación del reversible es también una invitación a los bogotanos a que hagan uso del SITP; sin embargo, muchos usuarios del mismo manifestaron que, en horas de la noche, es prolongada la espera de los buses del Sistema.

La medida, que se había implementado hace más de 40 años por la Secretaría de Tránsito, adoptó la reversibilidad del corredor de la Carrera Séptima en días hábiles, en un horario de 5:00 a 8:00 p.m., quedando en operación solo en sentido sur - norte entre las calles 32 y 92 y fue eliminada por la actual Administración a partir del pasado 6 de enero.

Temas relacionados