Emergencia en Bogotá por déficit de reservas de sangre

Secretaría de Salud hace un llamado urgente a los bogotanos para que se acerquen a donar.

Archivo

La Administración Distrital manifestó su preocupación por bajas reservas de sangre. La Secretaría de Salud anunció que Bogotá se encuentra en emergencia por la escasez, pues asegura que el déficit es del 80 por ciento.

El secretario de Salud, Mauricio Bustamante, dijo que se necesitan con urgencia donantes de sangre del grupo O. El funcionario hizo un llamado a la solidaridad de los bogotanos para salvar vidas.

Bogotá debió terminar 2014 con 1.500 unidades de glóbulos rojos O+. Sin embargo, a comienzos de enero solo había 550, lo que perjudica a los hospitales públicos que utilizan estas reservas.

En cuanto al grupo O- se cuentan con 73 unidades, pero se necesitan 250. La entidad señaló que estas “unidades no son suficientes para satisfacer la demanda de todos los servicios transfusionales de los hospitales y clínicas de Bogotá”.

“La reserva ha disminuido. Usualmente contamos con 3.000 a 4.000 reservas diarias, esta cifra se ha reducido a 2.800 unidades. El grupo más sensible es el O+, es el que más necesitan los hospitales”, dijo a comienzos del año Mauricio Bustamante, secretario de Salud.

Los donantes más escasos son aquellos que pertenecen a los grupos sanguíneos O- y O+. En la red Pública, dice la entidad, los hospitales que más demandan unidades sanguíneas son: Tunal, Simón Bolívar, Kennedy, Santa Clara, Meissen, Suba, La Victoria y San Blas.

Entre diciembre y enero se presentan, en promedio, 7.000 donantes. El último balance entregado por la Secretaría, a finalizar el año, señala que solo 1.588 personas se habían acercado al Hemocentro Distrital a donar sangre.

En el aire queda la pregunta de si han hecho falta campañas por parte del Distrito o si, por el contrario, ha sido algún fenómeno especial el que ha afectado los niveles de donación. Vale decir que el grupo O+ representa el 50% de las demandas diarias de los centros hospitalarios; adicionalmente los pacientes con este tipo de sangre solo pueden ser transfundidos con O+, lo que hace imperativo el mantenimiento de dichas reservas.

La situación no es nueva. En enero de 2014 se presentó un panorama similar. En ese entonces, la Secretaría de Salud señaló que en el banco de sangre había solamente 500 unidades de glóbulos rojos, cuando en promedio contaba con 2.000. Como lo explicó el Hemocentro Distrital en ese entonces, el hecho de que el nivel de donación sea bajo no quiere decir que Bogotá se va a quedar sin unidades de sangre. La razón: en la ciudad existen 16 bancos de sangre, uno de ellos es el Hemocentro.

Una de las explicaciones sobre la caída de donaciones en enero es que aumenta el número de personas que salen de Bogotá, además, los recesos académicos generan disminución de donantes. Otro factor que ha influido en la situación actual es que en diciembre aumentan las riñas, por lo que es necesario aumentar las unidades de glóbulos rojos en la red pública hospitalaria.