El nuevo esquema de aseo se implementará desde el lunes

Emergencia sanitaria, ¿se pudo evitar?

Mientras el Distrito asegura que la crisis se solucionará el fin de semana, tras recoger 15.000 toneladas de residuos, la Universidad Nacional advierte que hizo falta un plan de contingencia.

El Ministerio Público aseguró que aún hay 34 puntos críticos. / Cristian Garavito - El Espectador

Una semana después de que el alcalde Enrique Peñalosa declarara la emergencia sanitaria en Bogotá, el Distrito asegura que “casi toda la ciudad está limpia y sin acumulación de basuras”, luego de anunciar que han sido recogidas 15.000 toneladas de residuos. Sin embargo, desde la academia se asegura que la crisis se pudo haber evitado.

Aunque la administración tiene previsto normalizar las operaciones a partir del 12 de febrero, cuando entre en funcionamiento la operación del nuevo esquema de aseo en la ciudad, investigadores de la Universidad Nacional señalan que faltó un plan de contingencia ante el cambio de los operadores de basura.

Según la economista Lucía del Pilar Bohórquez, escudarse en acciones de anteriores administraciones no puede ser excusa del Distrito, teniendo en cuenta que la licitación se adjudicó a finales del año pasado y que Aguas de Bogotá, que tiene el control del 52 % de la recolección en la ciudad, se quedó por fuera del nuevo esquema. “Lo que uno se pregunta es: ¿por qué esta administración y el equipo técnico del Acueducto y de la Uaesp no previeron esta contingencia?”.

Por su parte, Óscar Suárez, experto en residuos y producción primaria, cree que el problema de fondo se debe al mal manejo y la inadecuada disposición de las basuras, además de la falta de una cultura política. “Si el perdedor de cada contienda política acepta la derrota, acepta las alternativas de solución que el otro propone y también articula las suyas”.

Por ahora, el Distrito no sólo ha contado con el apoyo de los nuevos operadores, que en algunos sectores ya comenzaron labores, sino también con municipios vecinos que enviaron equipo técnico para ayudar a solucionar la crisis. Además adjudicó la interventoría del nuevo esquema de aseo al Consorcio Proyección Capital, que se encargará de vigilar que se cumplan con las obligaciones, los pagos del material aprovechable a los recicladores y las obligaciones, que corresponden a acciones complementarias a la de recolección.

Los temores en Engativá

Sumada a la crisis de las basuras, una nueva problemática denuncian los habitantes de esta zona. De acuerdo con Juan José Senior, consejero local de Engativá, a menos de una semana de que se implemente el nuevo modelo de aseo, Bogotá Limpia no ha socializado los cambios en las frecuencias y los horarios de la recolección de residuos, lo que generaría una situación similar a la que se ha presentado durante la última semana.

En respuesta, el nuevo operador asegura que en esta localidad sólo habrá modificaciones en la recolección del 8 % de los puntos, por lo que la socialización se ha hecho puerta a puerta.

El Distrito deberá explicar en el Concejo las medidas que tomó ante la crisis, si bien ha sido enfrentada la emergencia, ésta ya cumple una semana y la inconformidad ciudadana continúa a pocos días de la implementación del nuevo esquema de aseo. La administración insiste en que la emergencia quedará solucionada este fin de semana.