Empiezan a regir nuevas tarifas de taxis en Bogotá: la mínima ahora es de $4.100

Casi dos meses después de que la administración anunció las nuevas tarifas para 2016, el alcalde Enrique Peñalosa firmó el decreto que autoriza a los conductores a aplicar el nuevo cobro, que empezará a regir una vez se publique en el Registro Distrital.

Una vez tengan la tarjeta de control, se podrán cobrar las nuevas tarifas.

Entre los cambios se encuentra que la unidad pasará de $78 a $82 (aumenta $4). Con este nuevo precio, todas las tarifas cambian: la carrera mínima pasará de $3.900 a $4.100, el recargo nocturno a $2.000 y al aeropuerto a $4.100. Los únicos que se mantienen sin cambio son el servicio puerta a puerta, que seguirá en $700, y el recargo a la terminal de transporte, que queda en $500.

Sin embargo, el cambio en las tarifas no se queda ahí. Con el aumento en el precio de la unidad, vienen dos modificaciones adicionales. Una, el aumento del banderazo (de 25 a 28 unidades). Otra, la disminución del tiempo de espera por unidad (bajó de 30 segundos a 24). Aunque parecen mínimos, los dos afectarán la tarifa de la carrera.

En el caso del banderazo, el Distrito lo aumentó tres unidades. En plata blanca, esto se traduce en que para llegar al mismo destino, el usuario tendrá que pagar $300 más. En el caso de la modificación del tiempo, el efecto en la tarifa será un azar: todo dependerá de los semáforos que haya en la vía y los trancones. Este último cambio, según la Secretaría de Movilidad, es para reconocer la mayor incidencia de la congestión en el costo del servicio, atendiendo el tráfico que presenta Bogotá.

Aunque la administración dijo que las tarifas de taxi aumentarán en promedio 5,2 % (que es el aumento que tendrá la unidad), con todos los cambios el costo final de cada carrera alcanzará en promedio el 13 % más.

Lo único que no quedó establecido en el decreto, por ahora, fue la bonificación que había anunciado el alcalde, en la que iba a autorizar a los taxistas cobrar $500 adicionales a la tarifa si disminuyen trimestralmente 20 % los índices de accidentalidad.

Los conductores podrán empezar a cobrar una vez calibren sus taxímetros y cuenten con la nueva tarjeta de control, que debe estar colgada detrás de la silla del copiloto.

 

Temas relacionados