Empleados de Aguas de Bogotá, protestaron ante posible “masacre laboral”

Tras el anuncio de que la empresa dejará de prestar el servicio de aseo en la capital, se prevén despidos. El gerente de la empresa dice que buscan nuevas opciones de negocio.

Gustavo Torrijos

Luego de conocer que la empresa Aguas de Bogotá no participará en la licitación de aseo y que quedará por fuera del negocio de la recolección de basuras, sus 3.700 empleados tienen claro que será inminente una reducción de la nómina y que la mayoría de ellos podrían quedar sin trabajo a partir de febrero. 

Por eso, algunos de ellos protagonizaron en la mañana de este miércoles un plantón en el centro de Bogotá, para pedir protección de sus derechos laborales, pues una posible masacre laboral pondría el riesgo el futuro de sus familias. Los empleados, con pancartas en mano, se concentraron inicialmente en la Plaza de Bolívar y luego caminaron, hasta la estación de Aguas.

La empresa llegó esta situación luego de que las compañías de seguro les negaran la expedición de una póliza, que era necesaria para poder participar en la licitación, que pretende adjudicar cinco Áreas de Servicio Exclusivo (ASE). (LEA: Licitación de aseo: ¿proceso innecesario?)

Juan Manuel García, gerente de Aguas de Bogotá, indicó: “Nos cobraron la mala historia de cómo llegó la compañía a prestar el servicio de aseo. A pesar de que la empresa hoy tiene utilidades por $9.800 millones, las malas noticias del mercado impactaron la reputación de la empresa y eso fue un caldo de cultivo para tener la resistencia de las aseguradoras”. (LEA: Esquema de aseo, con nuevas condiciones)

Actualmente Aguas de Bogotá cuenta con 3.700 empleados, de los cuales 3.200 trabajan en la operación de aseo al menos hasta febrero. ¿Quedan en el aire? A esta pregunta, García responde que por ahora la empresa buscará nuevas fuentes de empleo y otras oportunidades de negocio. “Hay un tema claro y es que tenemos mano de obra calificada que no abunda en el mercado y posiblemente las otras empresas la van a necesitar. De igual forma, si hubiéramos ganado una de las cinco ASE, nuestra área de operación hubiera disminuido”.  (LEA: Tribunal anula la facultad del Acueducto de Bogotá para prestar el servicio de aseo)

Entre las alternativas, dice García que Bogotá seguirá necesitando escobitas, ya que casi toda la ciudad la barren manualmente y eso los convierte en los mejores candidatos para seguir ejerciendo el oficio. Además, dice, Aguas de Bogotá seguirá en el servicio del saneamiento básico, al ser los operadores de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Salitre. (LEA: Nuevo esquema de aseo de Bogotá será adjudicado en diciembre)

Por su parte, el concejal Jorge Torres (Alianza Verde) expresó su preocupación por la situación que enfrentará la compañía distrital y calificó de inaudito que las aseguradoras hubieran negado las pólizas a Aguas de Bogotá. “Este esquema queda cojo sin la presencia de la compañía y es realmente inaudito que a una empresa del Distrito le nieguen unas pólizas y resulta aún más extraño que esto se conozca justo el día en que se cierra el proceso”, dijo Torres.

Y agregó: “En el pasado le dieron pólizas a Aguas de Bogotá cuando estaba en riesgo financiero, en riesgo legal y actualmente, cuando sus problemas fueron subsanados, y que está produciendo dividendos, le niegan las pólizas…Hay unas responsabilidades políticas que deben aclararse y esperamos que los organismos de control estén atentos para que investiguen”, expresó el concejal, quien anunció que presentará las respectivas quejas a la Superintendencia Financiera de Colombia sobre la negación de pólizas a Aguas De Bogotá.


Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

 

últimas noticias