Empleados del SITP y Transmilenio protestarán este jueves en la calle 26

Los conductores se movilizarán para pedir que el Distrito escuche sus quejas sobre las largas jornadas laborales que deben cumplir. Además, rechazarán el asesinato de Leonardo Licht por intentar "atajar" a un colado.

Archivo.

A los conductores de los articulados de Transmilenio y los buses del Sistema Integrado de Transporte Público se les acabó la paciencia. El conductor que la semana pasada tuvo que detener el articulado y llamar para ser relevado debido al gran cansancio que estaba experimentado, fue el último y definitivo episodio de las denuncias sobre las largas jornadas laborales a los que eran sometidos los trabajadores del sistema. Por eso, el sindicato de conductores y otros empleados irán a las calles de Bogotá en la mañana de este jueves, con el fin de protestar por las condiciones y el incremento de las horas laborales que deben cumplir, poniendo muchas veces en riesgo la vida de cientos de pasajeros que día a día utilizan el sistema de transporte masivo.

Pero la protesta, que se realizará frente a las oficinas de Transmilenio (calle 26 con carrera 66), también tiene como fin rechazar el asesinato de Leonardo Licht, el funcionario de Recaudo Bogotá que fue asesinado por un sujeto que pretendía ingresar sin pagar a la estación Avenida Jiménez de Transmilenio, ubicada en pleno corazón de la ciudad. Por esos dos motivos, miles de empleados se manifestarán frente a las oficinas del sistema de transporte, y hasta tendrían planeado realizar algunos bloqueos en la concurrida avenida que atraviesa Bogotá de oriente a occidente.

Según Wilson Hoyos, presidente del sindicato de conductores del Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) y TransMilenio, ya no saben cómo más poner en conocimiento del Distrito las malas condiciones laborales que tienen que cumplir. Incluso, Hoyos afirmó que los reclamos se han hecho pero la Alcaldía ha ignorado sus solicitudes, por lo que recurrirán a esta movilización para intentar ser atendidos.

La denuncia más constante dentro del gremio es el considerable aumento de las horas de trabajo, que se hizo pública con Gabriel Espitia. Él fue el trabajador que, cuando hacía un recorrido entre los portales de Suba y del Norte, detuvo en la estación Shaio el bus que conducía y les dijo a los pasajeros que no podía continuar manejando debido a la sobrecarga laboral que presentaba. Según Espitia, en esa semana tuvo que trabajar desde las 6:00 a.m. hasta las 9:00 p.m., por lo que tenía que levantarse a las 3:00 a.m. y eran muy pocas las horas que estaba durmiendo “Tenía que hacer un alto por respeto a la vida y la dignidad de la gente”, dijo a la Revista Semana el conductor que puso en conocimiento el hecho por el cual protestarán este jueves los trabajadores, y que vienen denunciando desde 2015.

 

últimas noticias

Belén, un espacio para el skateboard en Bogotá

La champeta que se instaló en Bogotá