En Bogotá habitan cerca de 17.000 campesinos: Veeduría Distrital

El 76 % del suelo de la capital es rural y está distribuido en las localidades de Sumapaz, Suba, San Cristóbal, Ciudad Bolívar y Usme. Los desafíos para la próxima Alcaldía incluyen mejorar la calidad de vida de la población rural y proteger los páramos.

Para el 2013, el 44% de los trabajadores rurales ganaban menos de medio salario mínimo. Archivo El Espectador

La Veeduría Distrital indicó que los desafíos de ruralidad en Bogotá son la brecha económica de los trabajadores del campo, la autosostenibilidad agropecuaria, la planeación rural, la protección de los páramos y la regulación de la extracción minera. Según la entidad, se estima que el área del Distrito capital es de 163.663 hectáreas, de las cuales el 76 % es suelo rural. En este territorio, habitan al rededor de 17.000 campesinos dedicados principalmente a la actividad agropecuaria de clima frío. 

En Bogotá, durante 2013, el 88 % de los trabajadores rurales ganaban menos de un salario mínimo. Frente a este panorama, la entidad de control asegura que el Distrito debe mejorar las condiciones de trabajo y habitabilidad de la población rural. Para cerrar las brechas económicas entre zonas urbanas y rurales, será imprescindible nivelar los salarios e incrementar la cobertura de servicios públicos básicos.

(Lea también: Veeduría Distrital sugiere a la próxima Alcaldía mantener cinco programas sociales)

Además, para lograr implementar estrategias de producción agrícola sostenible, el Distrito deberá potencializar la agricultura familiar campesina. En este contexto, según el ente de control, el abastecimiento de alimentos en las áreas rurales de Bogotá no alcanza ni el 1 % del consumo de alimentos de los capitalinos.

En cuanto a la participación rural, a pesar de que en Bogotá debería haber cinco Unidades de Planeamiento Rural (UPR), la ciudad cuenta únicamente con tres (ubicadas en zona norte, río Blanco y río Sumapaz). Por este motivo, la Veeduría asegura que la próxima administración tiene el desafío de adoptar las dos UPR faltantes (Cerros orientales y río Tunjuelo) y garantizar el funcionamiento de todas las unidades. 

(Le puede interesar: Andrés Gil busca que el Gobierno escuche a los campesinos)

De acuerdo con el informe del ente de control, la ruralidad en Bogotá tiene un alto potencial turístico. A nivel nacional, el turismo de naturaleza ha registrado un crecimiento anual con tasas entre el 25 % y 30 %. En este sentido, el próximo mandatario de la capital deberá promover este tipo de turismo rural de manera responsable y sostenible, sin afectar el tejido social de las comunidades locales. 

En materia de conservación ambiental, la Veeduría afirma que es necesario proteger los páramos y fortalecer el control de actividades como la ganadería extensiva, la desecación de humedales y las quemas de vegetación. .

Finalmente, con el fin de evitar la erosión e inestabilidad de la tierra, la próxima administración debe detener de inmediato prácticas que ponen en riesgo el patrimonio ambiental como la explotación minera extractiva en el suelo rural de la capital destinada principalmente para obtener materiales de construcción como arcilla, arena arenisca y grava. 


Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

 

886233

2019-10-16T08:26:49-05:00

article

2019-10-16T09:33:05-05:00

vcortesv_262355

none

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

En Bogotá habitan cerca de 17.000 campesinos: Veeduría Distrital

66

4089

4155