Invierno se prolongará hasta mediados de diciembre

En riesgo 13 localidades por lluvias

Pese a que ha llovido menos que el año anterior, el Distrito y las entidades de riesgo han lanzado alertas por inundaciones en el occidente y deslizamientos en el oriente y el sur de la ciudad. Tenga en cuenta algunas recomendaciones para la temporada.

Las localidades en riesgo por la temporada de lluvias son Santa Fe, Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Bosa, Kennedy, Fontibón, Engativá, Suba, Usaquén, La Candelaria, Usme, Rafael Uribe Uribe y Chapinero. Archivo El Espectador.

En Bogotá y los municipios aledaños no dejará de llover. El pronóstico indica que aproximadamente hasta la segunda semana de diciembre habrá mañanas soleadas, tardes nubladas y con alta probabilidad de lluvias, y noches con precipitaciones y temperaturas por debajo de los 12°. Aunque difícilmente se presentarán granizadas como las que dejaron las calles recubiertas de hielo a inicios de mes, las alertas están encendidas. (LEA: Alerta por incremento en niveles del río Bogotá y crecientes en Cundinamarca)

La segunda temporada invernal del año ha aumentado las tormentas eléctricas, los riesgos por deslizamiento, las inundaciones, los cortes de energía y hasta enfermedades respiratorias. No obstante, según el Ideam, en este mes ha llovido menos que en la misma temporada del año anterior. El mapa de inundaciones y deslizamientos muestra una particularidad histórica: mientras las localidades del occidente son las más propensas a inundaciones, las del oriente y el sur presentan las mayores alertas por derrumbes.

Bosa y Kennedy son, según el mapa de Idiger (Ver infografía), las localidades con mayor riesgo por anegaciones, con contingencias reportadas desde el río Tunjuelito hasta el humedal Meandro del Say, contiguo a la zona franca. En este borde occidental, la alerta está en nivel tres, la más alta en la escala de la entidad. Las otras zonas de peligro se han reportado en Engativá, con riesgos de inundaciones alrededor del humedal Jaboque y el lago La Florida, y en Suba, que tiene en alerta roja las inmediaciones de los humedales Juan Amarillo y Córdoba.

>>> LEA: Temporada de lluvias, temporada de enfermedades respiratorias

Otras zonas bajo lupa por posibles inundaciones son los cementerios del norte, el club Cafam, el centro comercial Bima y todos los demás predios que rodean al humedal Torca-Guaymaral, en Usaquén, y los barrios San Benito, Meissen, Abraham Lincoln y La Picota, aledaños a las lagunas Pozo Azul y Santa María, en la localidad de Tunjuelito.

Respecto a las zonas de riesgo por deslizamientos de tierra, aparecen Ciudad Bolívar, Usme y Usaquén, localidades con laderas y topografía montañosa, como los lugares en que se pueden presentar derrumbes. El mapa del Idiger también reporta riesgos en las otras localidades orientales, como Chapinero, La Candelaria, San Cristóbal, Suba y Santa Fe, en la que ayer 20 familias fueron declaradas en riesgo por Defensa Civil por un posible deslizamiento en el barrio Santa Rosa de Lima, debido a la remoción de masa por las fuertes lluvias.

El invierno tiene en alerta a todas las entidades de emergencias, que han adelantado trabajos conjuntos para mitigar el impacto de las lluvias en las calles y cerros de la ciudad. “Estamos haciendo monitoreo en tiempo real y hemos activado a todos los consejos municipales y locales de gestión del riesgo como Bomberos, Defensa Civil y Cruz Roja, para que estén activos y con todos los equipos y personal disponibles para atender cualquier emergencia”, sostiene Wilson García, director de la Unidad de Gestión de Riesgo de Cundinamarca.

>>> LEA: Recomendaciones para la temporada de lluvias

Entre tanto, la Defensa Civil manifestó que tiene sus esfuerzos concentrados en Santa Fe, Ciudad Bolívar y San Cristóbal, debido a unos deslizamientos que ya se han presentado, y en Bosa y Kennedy, donde han hecho monitoreos permanentes en la zona fluvial, para mitigar los efectos de inundaciones. Asimismo, pide a la ciudadanía no fiarse de los lapsos de sol y cielo despejado. “La comunidad debe estar muy atenta a lo que se pueda presentar. No podemos confiarnos porque ha dejado de llover en algunos momentos, pues puede ocurrir un deslizamiento en cualquier momento”, asegura Ederley Torres, coordinador de emergencias de la Defensa Civil.

En Cundinamarca

La temporada de lluvias también preocupa en los municipios de Cundinamarca. En las últimas semanas se han visto afectadas 76 familias y seis viviendas por inundaciones y deslizamientos de tierra, según la Unidad de Gestión de Riesgo del departamento. La Mesa es el municipio más afectado, donde se han llegado a presentar cierres viales y hay alerta naranja en la provincia de Rionegro, en el extremo noroccidental del departamento, lo que ha activado el monitoreo en tiempo real de las cuencas alta, media y baja de los ríos Magdalena, Sumapaz, Angulo y Bogotá. Por el aumento de las aguas en estas corrientes hídricas hay alertas en los municipios de Puerto Salgar, Girardot, Beltrán, Guaduas, y Caparrapí.

De acuerdo con las alertas de las diferentes entidades, y pese a la inminente llegada de diciembre, un mes históricamente seco, es necesario que los ciudadanos mantengan las medidas de prevención contra el invierno, pero sobre todo que preparen el paraguas para este fin de año.

Recomendaciones

Para que el invierno no le dañe el fin de año, tenga en cuenta estos consejos de las entidades de riesgo: 
- Revisar las cubiertas de las casas y sus canalizaciones de agua, para evitar inundaciones.
- Hacer mantenimiento de alcantarillado para lograr el libre flujo de aguas lluvias. 
- En caso de tormenta eléctrica, no resguardarse bajo árboles o postes metálicos, y evitar la cercanía a ventanas, puertas y chimeneas.
- Evitar los paseos por caminos escarpados de laderas o montañas.
- No hacer baño de río en las próximas tres semanas, pues el caudal se podría triplicar.
- Evitar hacer viajes de noche.

 

últimas noticias