En Suba hay mafias que "alquilan y venden espacios públicos": Distrito

En un operativo conjunto entre Policía y administración, fueron desinstaladas 277 carpas que se habían montado en la intersección de la Av. Suba con Ciudad de Cali, en inmediaciones de Plaza Imperial.

En Suba hay mafias que "alquilan y venden espacios públicos": Distrito
Las autoridades desmantelaron 277 carpas en un espacio de 70.000 metros cuadrados. Secretaría de Gobierno de Bogotá

Hasta $4 millones por carpa y un arriendo mensual que ascendía a $500.000. Eso era lo que tenían que pagar cada uno de los comerciantes informales que, hasta la noche de este miércoles, hicieron presencia en la intersección de la Av. Suba con Ciudad de Cali, en inmediaciones del centro comercial Plaza Imperial y el portal Suba de Transmilenio. Según el Distrito, que adelantó un operativo para recuperar la zona, allí operaban sofisticadas estructuras dedicadas a alquilar y vender el espacio público.

Se calcula que en el sector, ubicado entre las carreras 98B a 109A y calles 139 y 153, se habían instalado al menos 413 vendedores informales quienes, desde cerca de una década, ocuparon un espacio de 70.000 metros cuadrados de espacio público. Solo por concepto de arriendo, las supuestas mafias que regulaban la zona podían recoger recursos por alrededor de $207 millones cada mes.

Ante ello, en un operativo conjunto entre Distrito y Policía, fueron desinstaladas e incautadas 277 carpas. Adicionalmente, fueron inmovilizados 14 vehículos y 18 conductores recibieron comparendos por malparqueo. Se estima que esta zona diariamente es transitada por al menos 150.000 personas.

“Desafortunadamente, aquí había una renta ilegal. En esta zona hemos identificado una mafia del espacio público. Hemos encontrado bandas asociadas al microtráfico, hurto a personas y hurto de bicicletas”, declaró el secretario de Gobierno Distrital, Miguel Uribe, quien destacó que este tipo de intervenciones, no solo mejoran la seguridad y la movilidad, sino que ayudan a recuperar la institucionalidad.

La administración identificó que en esta zona del noroccidente de la ciudad hay 413 vendedores informales caracterizados: 209 son mujeres y 204 son hombres. Se determinó también que varios de ellos pagaban seguridad privada para cuidar su mercancía, ubicada en aceras, plazoletas y ciclorrutas.

“Desde el año pasado, el Instituto para la Economía Social (IPES) viene ofreciéndoles alternativas comerciales (cursos de formación, vinculación a empleo, reubicación de puntos comerciales, quioscos, programas de emprendimiento social, entre otros) para su formalización”, agregó el Distrito, quien instó a los vendedores desalojados en Suba a acercarse a la Casa de la Participación para tomar alguna de las ofertas.

 

* * *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

últimas noticias