En vivienda de Bogotá funcionaba fábrica que producía gaseosa falsificada

Los delincuentes enjuagaban envases usados para llenarlos con agua de llave y gaseosa casera que, posteriormente, comercializaban en diferentes puntos de la ciudad.

Steve Cukrov

En una vivienda del noroccidente de Bogotá funcionaba una fábrica clandestina dedicada a la producción y comercialización de agua tratada y bebidas gaseosas, que los delincuentes hacían pasar como productos de reconocidas marcas para la venta.

De acuerdo con las autoridades, la banda se encargaba no solo de recoger los envases usados, sino de someterlos a procesos de ‘limpieza’ sin cumplir las mínimas condiciones de higiene. Superado ese proceso, procedían a llenarlos con agua del grifo y gaseosa que ellos mismos producían, para luego comercializarlos haciéndolos pasar como de reconocidas compañías dedicadas a la producción de alimentos.

El coronel William Zubieta, oficial de Inspección de la Policía de Bogotá, aseguró que las bebidas eran tratadas de tal forma para que se asemejaran a productos de empresas como Coca Cola y Postobón. Posteriormente, eran comercializadas en diferentes puntos de la ciudad.

“Por parte de unidades de la Policía Judicial se logra el desmantelamiento de una fábrica clandestina que se dedicaba a usurpar marcas y hacer la fabricación ilegal de alimentos, particularmente agua y gaseosas, usurpando las marcas Coca Cola y Postobón”, explicó el uniformado en diálogo con Noticias Caracol.

Tras el hallazgo de esta fábrica clandestina, las autoridades elevaron un llamado a los consumidores para que, en caso de evidenciar alguna irregularidad en las bebidas, notifiquen inmediatamente a la Policía para evitar eventualidades intoxicaciones e identificar las zonas donde eran comercializados los productos.