Entidades distritales han ahorrado más de 4.000 millones durante la pandemia

Noticias destacadas de Bogotá

La Veeduría realizó un análisis de las ejecuciones presupuestales de 76 entidades públicas para el primer semestre del año y se estima que con el ahorro que han tenido, se podrían realizar cerca de 18.000 transferencias monetarias para hogares pobres o cerca 26.000 para familias vulnerables.  

La emergencia sanitaria del COVID-19 ha conllevado a un replanteamiento total de la forma en que la institucionalidad pública realiza sus procesos y ejecuta sus metas, basándose en nuevas formas de atender las necesidades de los ciudadanos y optimizar el uso de los recursos públicos. Con el aislamiento preventivo y la migración de escenarios laborales y académicos a los hogares, el Distrito ha tenido un ahorro en los rubros como el de pagos de servicios, gasolina, papelería, entre otros.

Así lo muestra la Veeduría Distrital en un análisis realizado sobre la ejecución presupuestal durante el primer semestre del año, de 76 entidades públicas, entre establecimientos públicos, incluida la Universidad Distrital, los Fondos de Desarrollo Local y las entidades de la administración central (secretarías, departamentos administrativos, Concejo de Bogotá, el Cuerpo Oficial de Bomberos, la Personería y la Veeduría). Los rubros que se tuvieron en cuenta fueron los servicios de copia e impresión; productos de hornos de coque, de refinación de petróleo y combustible, y los servicios públicos (energía, acueducto y alcantarillado, aseo y gas).

Administración Central

Como resultado de ello, se evidenció que las entidades de la administración central registraron su mayor ahorro en el consumo de servicio de telecomunicaciones, transmisión y suministro de información, calculado en aproximadamente $2.165 millones. En este contexto, las entidades que tuvieron un ahorro más significativo en este servicio fueron la Secretaría de Seguridad, con una reducción en el gasto por consumo del 85 %, la Secretaría de Integración Social con un 69%, la Secretaría de Educación con el 55 % y la Secretaría de Planeación con el 48 %. Por su parte, las entidades que tuvieron un aumento en el gasto de este servicio durante este periodo fueron, la Secretaría Jurídica Distrital con un incremento en el gasto de 2.257 %, junto a la Secretaría de la Mujer y la Secretaría de Movilidad, aumentando el gasto en un 104 % y 77 %, respectivamente.

Respecto a los servicios públicos, se presentó ahorro cercano a los $1.124 millones, con una disminución del 5%. Entre las entidades que presentan mayor ahorro, se encuentra el Departamento Administrativo de Servicio Civil con una disminución en el consumo del 61 %, el DADEP con el 30% y la Secretaría de Hábitat con el 21 %. Cabe resaltar que la Secretaría de Gobierno y la Secretaría Jurídica Distrital no registraron pagos en el consumo en las dos vigencias. Sin embargo, la Secretaría de Desarrollo Económico tuvo un aumento de 148 % en el pago en el consumo de este servicio, siendo la única entidad que registra un aumento considerable en el periodo analizado.

Igualmente, se observa, que las entidades han registrado una disminución total del 34 % en el pago de servicio de acueducto y alcantarillado. El DADEP que disminuyó en un 58 %, el Fondo Cuenta Concejo con un 57 %, la Secretaría de Educación con un 40 %, la Secretaría de Integración Social con un 39 % y la Secretaría de la Mujer con un 32 %. No obstante, la Secretaría General y la Secretaría de Seguridad registraron un aumento del 24 % y 21 % respectivamente en el pago por consumo de este servicio al inicio del periodo de aislamiento.

El análisis también arrojó que las entidades registraron un aumento total en el servicio de aseo de 20 %: la Secretaría de Hábitat con un incremento de 747 %, la Secretaría de la Mujer con un aumento de 250 % y la Secretaría de Cultura con el 63 %, lo que evidencia que para este rubro no hubo un ahorro para la administración central. El Departamento Administrativo de Servicio Civil y la Secretaría de Movilidad, registraron un aumento en el pago por consumo de aseo del 100 %, debido a que en el primer semestre del año pasado no tuvieron desembolsos por el consumo de este servicio.

Con respecto al consumo de gas, se evidenció que solo cinco entidades utilizaron el servicio, el cual presenta una disminución total del 25 % en sus pagos, siendo la Secretaría de Educación la entidad con la mayor disminución en este rubro (88 %), seguido de la Secretaría de Integración Social con el 26%. Caso contrario, la Secretaría General registró un aumento del 52 % en los desembolsos por este servicio.

Establecimientos Públicos y Universidad Distrital

Por su parte, los establecimientos públicos y la Universidad Distrital tuvieron un ahorro en el gasto de servicios de telecomunicación, transmisión y suministros de información, con una disminución en los desembolsos de $486 millones a junio de 2020, representando una reducción del 28 %. Los establecimientos que presentaron un mayor ahorro fueron el IDRD con una disminución en el consumo del 78 %, Catastro Distrital, la Universidad Distrital con un 67 %, y la Unidad Administrativa Especial Rehabilitación y Mantenimiento Vial (UMV) que disminuyó un 63 %. Los establecimientos públicos que presentaron un aumento considerable en el gasto por consumo de este servicio fueron IDARTES con un aumentó 675 % y el Instituto de Patrimonio Cultural (IDPC) con un aumento del 207 %.

En el consumo de los servicios públicos tuvieron un ahorro cercano a los $243 millones. Entre los establecimientos que presentan un mayor aumento en el pago por consumo, se encuentra la UMV con el 48 %, el IDPC con un 31 %, y el Instituto de Turismo (IDT) con 29 %. En lo relacionado con los servicios de Acueducto y Alcantarillado, se registró un ahorro del 30 %.

También se evidencia que el ahorro total en aseo para los establecimientos fue de 27 % y que solo seis establecimientos tienen pagos por el consumo del servicio de gas, y que para el periodo analizado de manera conjunta han tenido una disminución total en los pagos del 9 %; siendo la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB) la que registró un mayor ahorro en este servicio con un 73 % de reducción del pago, seguido de la Universidad Distrital y la FUGA con ahorros del 61 % y 58 %, respectivamente.

En los servicios relacionados con la impresión se registró un ahorro aproximado de $6 millones, pero solo el IDU tuvo un aumento de 100 % en su consumo. Los demás establecimientos, incluyendo la Universidad Distrital, tuvieron una disminución de 100 % en el gasto de este servicio al no registrar gasto en este rubro en el primer semestre de 2020.Sin embargo, se evidenció que este grupo tuvo un aumento en el gasto de servicio de copia y reproducción por un poco más de $11 millones.

Fondos de Desarrollo Local

El mayor ahorro que tuvieron los Fondos de Desarrollo Local fue en el consumo de “producto de horno de coque, de refinación de petróleo y combustible” con una disminución de más de $50 millones, que representa una reducción del 67 %. Particularmente las FDL de Ciudad Bolívar, Engativá, Santa Fe, Suba, Sumapaz y Usme, no presentaron pagos por este consumo en el primer semestre del año. Igualmente, se observa que las FDL de Los Mártires, Bosa y Barrios Unidos registran una disminución en el consumo de 80 %, 60 % y 52 % respectivamente. Caso contrario sucede con el FDL Puente Aranda, cuyos pagos en el rubro aumentaron en un 660 %, y el de Usaquén aumentó sus desembolsos, teniendo en cuenta que a junio de 2019 no registró pagos.

Igualmente, en el servicio de telecomunicación, transmisión y suministro de información y servicio de copia y reproducción, se alcanzaron ahorros por un total aproximado de $26 y $10 millones. Los FDL que presentaron un mayor ahorro en este periodo fueron Ciudad Bolívar, con una disminución del 71 %, Chapinero con un 65 % y Usaquén con un 37 %. Adicional a esto, San Cristóbal no registra pagos por consumo en este rubro y Teusaquillo tiene una variación del 0 %, es decir que el gasto es relativamente igual a junio del 2019. Los que presentaron un aumento considerable en el pago por consumo de este servicio, fueron Tunjuelito con un aumento del 83 %, Puente Aranda con 59 %, Antonio Nariño con 39 % y La Candelaria con 34 %.

Respecto al concepto de servicios de copia y reproducción, se observa que solo los FDL de Chapinero y Teusaquillo registran pagos por este concepto a junio del 2019 y al mismo mes de este año, ningún FDL presenta pagos por dicho servicio.

Por su parte, en servicios públicos se registró un ahorro cercano a los $29 millones. Los FDL que presentaron mayor ahorro del servicio de energía, se encuentran los de Engativá, con una disminución del 45 %, Usaquén con el 30 %, Rafael Uribe Uribe con el 29 % y Barrios Unidos con 26 %. No obstante, Usme aumentó sus desembolsos por servicio de energía 121 %, Santa Fe en un 47 % y Antonio Nariño con un 32 %, siendo estos FDL los que influyeron para que el ahorro agregado de este servicio sea únicamente del 1 %.

En Acueducto, Los Mártires disminuyó sus pagos en 55 %, Antonio Nariño en 49 %, Puente Aranda en 44 %, Tunjuelito en 38 % y Barrios Unidos en 37 %. Por otro lado, los FDL que aumentaron los pagos por este servicio fueron: Kennedy con un aumento del 5.915 %, Usaquén con 67 %, Santa Fe con 60 % y Suba con 44 % para el periodo analizado.

Se evidencia que el ahorro total por concepto de aseo para los FDL fue de 27 %. Entre los FDL que presentaron un ahorro significativo en este periodo, se encuentran Chapinero que disminuyó sus pagos en un 92 %, San Cristóbal y Santa Fe con un 90 %, Kennedy con un 84 %, Fontibón con un 83 %, Usaquén con un 77 %, Ciudad Bolívar con un 72 %, Usme con 62 %, Los Mártires con un 61 % y Engativá, que disminuyó en un 55 %. Solo un FDL presentó un aumento considerable en sus pagos por consumos de aseo, se trata de La Candelaria, que aumentó en gasto en 106 % para este periodo.

También se encontró que solo cinco FDL presentan consumos de gas, y para este periodo han tenido una disminución agregada en el pago por consumo del 56 %, siendo el FDL de Fontibón el que registro un mayor ahorro en el pago por consumo de este servicio del 93 %, seguido de La Candelaria y Suba, las cuales disminuyendo sus desembolsos semestrales en un 55 % y 37 % respectivamente.

Así las cosas, la administración central tuvo la mayor disminución en los pagos por el consumo de los rubros analizados, ahorrando cerca de $3.328 millones, seguido de los establecimientos públicos y la Universidad Distrital, con un ahorro cercano a los $724 millones. Por último, los Fondos de Desarrollo Local registraron una disminución de los pagos de aproximadamente $116 millones en el primer semestre del 2020.

En total, teniendo en cuenta el comparativo realizado sobre el consumo en el primer semestre de 2019 y 2020, se evidencia que el Distrito pudo lograr un ahorro cercano a los $4.169 millones. Para el veedor, Guillermo Rivera, este ahorro es significativo, teniendo en cuenta las restricciones presupuestales que atraviesa la ciudad, y, manera de ejemplo, estimó que con este dinero se podrían realizar cerca de 18.000 transferencias monetarias para hogares pobres ($233.000 a cada hogar) o cerca 26.000 para familias vulnerables ($160.000).  

“Los ahorros identificados ponen sobre la mesa la importancia de repensar la administración pública a la luz de la nueva normalidad. El mundo entero está atravesando una crisis sin precedentes que confronta al Distrito, donde no existía una preparación previa para solucionar los retos que esta ha impuesto. Temas como el trabajo en casa, la promoción de sistemas multimodales de transporte masivo, el distanciamiento social y el impacto en la calidad de aire en las ciudades se han convertido en temas prioritarios durante esta época”.

Comparte en redes: