Entre simpatías y disidencias

"Si hay dentro de nuestro partido dirigentes y líderes que ya están trabajando con otras campañas, pues nosotros no". La frase es del candidato al Concejo de Bogotá, Horacio Serpa.

El lugar: el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada. Público: 3.500 simpatizantes miembros del Partido Liberal. El motivo: los recurrentes rumores de que fuerzas disidentes estarían buscando que el candidato a la Alcaldía por esta colectividad, David Luna, desista de sus aspiraciones y adhiera a uno de sus contendores.

El asunto no es nuevo. Ya en semanas pasadas, el congresista liberal Camilo Sánchez había hecho pública la sugerencia de que Luna dejara su aspiración (dado que no logra, por lo general, pasar del 8% en la intención de voto) y se uniera a la campaña de Enrique Peñalosa. De manera similar, el senador Juan Manuel Galán, quien además es presidente del Directorio Distrital Liberal, invitó públicamente a aliarse con su hermano, el candidato de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán.

Fuentes dentro de la campaña de Luna aseguran que los esfuerzos de ciertos sectores para que el candidato desista no han cesado. De hecho, aseguran que ha habido más coqueteos de parte de Galán y los concejales liberales para que se unan a la campaña de su hermano. Este diario intentó comunicarse con el senador, sin lograrlo. El candidato Carlos Fernando Galán, sin embargo, negó la existencia de estas reuniones, y aseguró que su hermano “ha sido y será muy respetuoso de David”.

Con Gina Parody acercándose a un empate con los dos primeros, muchos aún se preguntan si los liberales irán hasta el final. Voces dentro de las filas de Luna aseguran que aún no es el momento para nuevas alianzas. “Mientras Gustavo Petro y Enrique Peñalosa sigan empatados, no van a desplazarse, pues no saben quién ganará”, aseguró una fuente de la campaña.

Luna se la juega entre los guiños de fuga y los gestos de lealtad. Como el mismo Serpa, que el jueves arengó con fuerza: “Yo, como usted, creo que nuestro partido necesita vocación de poder y no seguir chupándoles rueda a las administraciones de otros partidos, con las consecuencias que hoy lamentablemente estamos viendo”.