EPS del subsidiado realizan prácticas indebidas para no pagar deudas a hospitales

Las más morosas son Salud Cóndor, Humana Vivir, Ecoopsos, Caprecom y Solsalud.

La Personería de Bogotá solicitó al Ministerio de la Protección Social que estudie la viabilidad de girar directamente a los hospitales del Distrito el 30% de las obligaciones pendientes de pago por parte del Fosyga a las EPS del régimen subsidiado por concepto de recobros por eventos no POS, para minimizar la crisis del sector y garantizar el servicio de salud a los usuarios. Los pagos pendientes de Fosyga a sólo tres EPS (Humana Vivir, Ecopsos y Solsalud) superan los $43.895 millones.

La petición se realizó teniendo en cuenta la gran cartera morosa que tienen las EPS-S con la red pública distrital y su escaso cumplimiento frente a los acuerdos promovidos por la Personería y otras entidades, así como diversas maniobras indebidas para no honrar sus compromisos. La deuda pasó de $165 mil millones en diciembre de 2010 a cerca de $200 mil millones a junio de 2011.

Las EPS que más le deben a la red pública distrital son: Salud Cóndor, Humana Vivir, Ecoopsos, Caprecom y Solsalud. Las tres EPS-S que más incumplieron de manera reiterada los acuerdos con los entes de control fueron Salud Cóndor, Solsalud y Ecoopsos. Mientras que las empresas contra las cuales el Ente de Control elabora más tutelas son Humana Vivir, Solsalud, Salud Total, Colsubsidio, Salud Cóndor, Ecoopsos y Cafam.

La Personería evidenció que las EPS-S violan la Ley 1122 de 2007 que establece el giro inmediato del 50% de los servicios facturados por las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) por los eventos (pacientes atendidos) y el 100% de los servicios para la población afiliada.

En las mesas de trabajo también se detectaron prácticas indebidas en el manejo médico financiero y contable por parte de las EPS-S, incumpliendo los términos establecidos en las normas para la revisión de la facturación radicada por los hospitales. Además, no generan en forma oportuna el registro contable de la facturación, ni entrega de soportes de paso. Esa circunstancia hace imposible la depuración de la cartera.

“Las EPS-S, así mismo, realizan mecanismos dilatorios para demorar o evitar los procesos de auditoria integrales. Tampoco disponen de personal para la demanda generalizada de revisiones. De esa forma, los procesos conciliatorios son excesivamente lentos y desgastantes para las IPS públicas, al punto que terminan haciendo lo que las EPS quieren y dejando de percibir lo gastado realmente en la prestación del servicio”, dice el informe de la Personería.

“Pese a que existen deudas no pagadas de vigencias anteriores, hasta el presente año las EPS-S pretenden cubrir lo que adeudan suscribiendo acuerdos de pago de las vigencias pasadas con los recursos actuales. Por otra parte han manifestado las EPS que Fosyga les debe por eventos no POS. La Personería solicitó a las EPS certifiquen la deuda por este concepto”, agrega el ente de control.

La información enviada por las EPS establece, por ejemplo, que a sólo tres de ellas Fosyga les tienen pendientes pagos por $43.895 millones. A Solsalud le deben $18.154 millones de 2010 y 2011, a Humana Vivir $4.477 millones del subsidiado y 17.681 del contributivo a junio de 2011 y Ecoopsos $2.582 millones a agosto de 2011. También Ecoopsos reporta que los entes territoriales le adeudan $5.809 millones.

Fosyga también le debe a hospitales

De otra parte, se realizó una mesa de trabajo convocada por la Personería en presencia de representantes del Fosyga-Ministerio de Protección Social y del consorcio Fidufosyga, de los 22 hospitales del Distrito y de la Secretaría de Salud, para buscar el pago de $13.216.745.950 que le adeuda el Fondo a la Red Distrital por concepto de atención a pacientes afectados por eventos catastróficos y accidentes de tránsito.

La Personería explicó que existen pagos pendientes desde hace nueve años. Según las normas, lo facturado por los hospitales puede ser máximo a los 5 días. Sin embargo, ese término pocas veces se cumple; inclusive algunos son devueltos tres o hasta cuatro años después de presentados.

“Según los hospitales, devuelven todo un paquete de cobros, cuando sólo existe un error. Además sin indicar en dónde está el supuesto error, situación que detiene los pagos de las demás cuentas no glosadas de forma indefinida. En muchos casos, solicitan requisitos o documentos de entidades o médicos que varios años después no existen o no trabajan con ellos”, dice la Personería.