Esta es la defensa que usó TransMilenio ante tutela presentada por Angelcom

En un documento se señala que acceder a las pretensiones de Angelcom significaría “satisfacer un interés estrictamente privado y particular”.

TransMilenio

Luego de que la empresa Angelcom presentara una tutela contra TransMilenio por la expedición de tres resoluciones para resolver el problema de la unificación de las tarjetas del sistema, el Consejo Seccional de la Judicatura de Bogotá la declaró improcedente.

Caracol Radio conoció un documento de 22 páginas dirigido a los magistrados de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria en el que TransMilenio expone su defensa, resaltando los retrasos de Angelcom para lograr la unificación.

Así, textualmente dice que "los equipos de Angelcom han venido operando por 14 años, que corresponde a una tecnología que ya puede considerarse en muchos aspectos obsoleta dada su antigüedad y por ellos con algunos riesgos respecto a su vulnerabilidad".

De hecho, afirma que “el propio fabricante de las tarjetas que utiliza Angelcom ha resuelto dejarlas de producir invitando a sus clientes para que se pasaran a nuevas tecnologías de tarjetas, porque en efecto se puede entender que ante este anuncio las tarjetas utilizadas por Angelcom han quedado técnicamente obsoletas”.

Asimismo, señala que la empresa encargada del recaudo de las fases I y II del sistema de transporte masivo siempre ha obstaculizado y dificultado el proceso de integración de las tarjetas y el hecho de acceder a sus pretensiones significaría “satisfacer un interés estrictamente privado y particular e ilegitimo por encima del interés público".

Según el documento, "no sería extraño pensar que el verdadero motivo detrás de la oposición de Angelcom a que se adelante desde ahora la sustitución y transición ordenada y gradual es la de forzar al Distrito a extenderles su contrato, y de esa manera continuar lucrándose del mismo sin haber efectuado un peso adicional de inversión en tecnología y con unos equipos ya remunerados en su totalidad por el ente gestor".

Entre otros aspectos, también destaca que TransMilenio “no ¨amenaza¨ a Angelcom ni a los demás operadores. Simplemente que es su deber como ente Gestor apremiar a un contratista incumplido de avenirse a la satisfacción de sus obligaciones frente a la administración pública".
 

Temas relacionados