Esta es la reglamentación que deberán cumplir los ‘Food Trucks’ en Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

Los camiones que vendan comida en el espacio público deberán estar inscritos ante la Cámara de Comercio de Bogotá, tener permisos de manipulación de alimentos y contar con un mobiliario idóneo para esta actividad, entre otros requisitos.

La administración de Claudia López continúa buscando alternativas que permitan una reactivación económica en la ciudad. Gracias a esto, más de 106.000 empresas han vuelto a operar, de las cuales cerca de 844.000 personas tienen una fuente de empleo. Este martes se anunció la reglamentación de los ‘Food Trucks’ (camiones de comida) con la esperanza de seguir avanzando en esa vía.

En un evento organizado en pleno centro de Bogotá, en el parqueadero que queda cerca al Planetario, la secretaría de Desarrollo Económico, Carolina Durán, y la directora del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público (DADEP), Blanca Bohórquez, hablaron sobre la regulación que quedó en firme para este tipo de establecimientos comerciales.

“Con el propósito de ampliar la oferta de actividades en el espacio público y contribuir a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos en esta nueva normalidad, el DADEP deja en firme la Resolución 232 del 6 de octubre de 2020 , que incluye, de manera transitoria, en el listado de actividades de aprovechamiento económico del espacio público, establecidas en el Decreto Distrital 552 de 2018, la actividad de reactivación económica denominada Food Trucks, que podrá funcionar en parqueaderos o en los elementos del perfil vial, parques, plazas o plazoletas, adoptando los protocolos de seguridad establecidos para tal fin y garantizando el distanciamiento físico”, comunicó la Secretaría de Desarrollo Económico.

Entre la reglamentación que deberán cumplir estos ‘Food Trucks’ destaca el contar con la inscripción ante la Cámara de Comercio de Bogotá, permisos de manipulación de alimentos, mobiliario idóneo para la prestación de este servicio y permisos de funcionamiento, el cual es otorgado por el DADEP.

Por lo pronto, no se pedirá a los propietarios de estos establecimientos comerciales el pago de impuestos o cualquier otra retribución económica para la ciudad por la utilización del espacio público, puesto que lo que se busca es ayudar en la reactivación económica y en la generación de empleo.

Lo anterior aplicará hasta el 12 de enero de 2021, que es la fecha límite de la prueba piloto en la que se encuentra este proyecto. Se evaluará si se da continuidad a la reglamentación de este tipo de comercios, de lo contrario, los propietarios deberán restituir el espacio público autorizado en perfectas condiciones y libre de cualquier ocupación.

“Con Bogotá A Cielo Abierto logramos que los Food Trucks, que llevan más de una década buscando su formalización, sean autorizados y se sumen a la reactivación económica del sector gastronómico para brindar a ciudadanos y turistas la oportunidad de vivir y disfrutar la experiencia de cocinas rodantes en una ciudad cosmopolita con espacios urbanos innovadores y seguros”, indicó Durán.

“En la primera semana de operación del piloto, se activaron 8 Food Trucks en las zonas de Quinta Camacho y Parque de la 93, brindando oportunidades laborales a más de 20 personas y con un reporte de ingresos por encima de los $ 4.300.000. Con Bogotá a Cielo Abierto, se habilitarán 43 camiones de comida que estarán ubicados por toda la ciudad”, agregó Durán.

Esta iniciativa se suma a otra que había anunciado Claudia López días atrás, y es la de cobrar a los comerciantes que usan el espacio público. Se espera que en los próximos días se brinde detalles sobre este proyecto, con el cual la ciudad podría aproximarse a la formalización de este tipo de trabajadores, así como obtener un ingreso extra que mitigue el impacto económico que ha significado la pandemia en materia de recaudo.

Comparte en redes: