Estos son los puntos donde más roban bicicletas en Bogotá

La policía dice ejercer constantes controles, sin embargo, las quejas de biciusuarios aumentan.

Mientras la ciudad naufraga en un caos de movilidad y se inunda de motocicletas y carros y medidas polémicas como el pico y placa en el centro y norte (que permite transitar todo el día a los vehículos que lleven más de tres pasajeros), el "caballito de acero", (la bicicleta) busca convertirse en la mejor alternativa para transportarse en la ciudad. Sin embargo, esa opción parece vislumbrarse aún lejos, si se tiene en cuenta que las condiciones de seguridad no son las más óptimas: a la gente le da miedo salir en bicicleta en Bogotá porque cree que la van a robar.

Y la creencia no es una simple superstición. Hay unos puntos en los que, según la experiencia de varios usuarios, roban constantemente: en la Av. ciudad de Cali por la zona de Patio Bonito y Tintal; Av. Cali entre Engativá y Suba, en el puente sobre el Canal del Salitre; en la cicloruta de la carrera 11 con calle 70 y en el puente peatonal de la NQS con calle 92. La modalidad de robo más frecuente, contrario a lo que se cree, no es el atraco: la ruptura de guayas o cadenas y algunas personas que se acercan generando confianza, incluso con uniformes 'hechizos' del IDRD (como le ocurrió a un joven el día sin carro en la séptima) son las más populares.

En un estudio solicitado por El Espectador al Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Secretaría de Gobierno Distrital, se evidencia que el hurto de bicicletas, en las localidades que de por sí han tenido un fuerte historial de robos, sigue en aumento. Mientras que, por ejemplo, en 2012 se robaron en Usaquén 92 bicicletas, en 2013 la cifra ascendió a 144. Chapinero no salió bien librada tampoco: en 2012 se robaron en esa zona 84 bicicletas y, al año siguiente, 122; el aumento fue de 31%. En Suba, el aumento fue de un 45%: mientras que en 2012 un total de 162 bicicletas fueron hurtadas, en 2013 el número fue 207.

No obstante, según lo consultado por éste diario, ni la Secretaría de Movilidad del Distrito, ni la Secretaría de Gobierno, ni la misma Policía, tienen planes fuertes para mitigar y reducir ese flagelo. Según el coronel Elkin Lizarazo, sí se están realizando controles constantes. Por ejemplo en Suba, una de las localidades más afectadas, Lizarazo aseguró que "diariamente se monitorea, especialmente en Rincón, Gaitana y Aures, por ser sectores que presentan altos índices de violencia".

El sentimiento de los biciusarios, no obstante, es diferente: "Nos sentimos desprotegidos", le dijo a El Espectador Andrés Felipe Vergara, director del Ciclopaseo de los Miércoles. Vergara, quien está bastante empapado del tema y realiza seguimiento a las actividades que ejercen las autoridades para mitigar ese problema que, en este año, ya ha cobrado la vida de dos personas por quitarles sus bicicletas, asegura que "en Bogotá, no se le está dando ningún tipo de importancia a la seguridad de los que nos transportamos en este vehículo como medio alternativo de transporte".

Las cifras de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) indican que en un 20% se ha incrementado la compra de bicicletas en la capital colombiana en el último año. También, accesorios como cascos, guantes, chalecos, cintas reflectivas y vestuario en general, son apetecidos cada vez más. En cuanto al tipo de bicicleta, el estudio de Fenalco indica que las de carrera y montaña son las bicicletas más vendidas. Pero los usuarios insisten en que la infraestructura, la falta de cultura ciudadana, la invasión de peatones y, sobre todo, la inseguridad, hacen que muchos prefieran dejar el “caballito de acero” guardado en la casa.

Tenga en cuenta estas recomendaciones para evitar el hurto:

Preferiblemente vaya acompañado. El riesgo de que sea asaltado se reduce si va con otras personas.

Existe una página web en la que puede registrar su bici para contribuir a disminuir la venta de bicicletas y accesorios robados: www.biciregistro.co
No de papaya. Ir a altas horas de la noche y por lugares poco transitados, aumentan el riesgo.

Desconfíe de la gente que se acerca a ofrecerle ayuda, aun cuando usted no se lo ha pedido.

Tenga cuidado con el lugar donde parquea su bicicleta.

Consiga una buena 'guaya', o cadena para asegurar su bicicleta.