Estrategias para garantizar la seguridad vial para domiciliarios en Bogotá

El Distrito llevó a cabo una jornada en la que ofreció charlas y entregó elementos de protección para los ciclistas que reparten domicilios en la ciudad. Mientras tanto, en el Concejo cursa un proyecto que busca que las plataformas aporten al control del creciente número de bicitenderos.

Archivo particular.

Cada vez son más populares las aplicaciones para pedir domicilios y, por consiguiente, la cantidad de domiciliarios en bicicleta en las calles de Bogotá. El crecimiento de esta modalidad no ha sido ajeno en Bogotá, sobre todo por el temor de que aumente la cantidad de conflictos entre los domiciliarios en bicicleta y el resto de actores viales, sin obviar que este año han perdido la vida 15 ciclistas en la ciudad. Por esto, el Distrito realizó una jornada de seguridad vial para ciclistas, en especial para los que trabajan repartiendo domicilios.

 El tema central de la jornada fue incentivar el autocuidado, el pedaleo seguro y la convivencia ciudadana, para evitar siniestros graves de estos actores del sistema de movilidad y demás ciclistas. La jornada tuvo lugar en la plazoleta del Carulla de la Calle 85 con Carrera 15, pues es un punto desde el que parte una gran cantidad de recorridos por domicilios.
 
Durante la actividad, los domiciliarios recibieron charlas sobre seguridad vial y elementos que les ayuden a moverse de una manera más segura como luces, chalecos reflectivos y espejos. 
 
Sobre la jornada, Juan Pablo Bocarejo, secretario de Movilidad, aseguró que “es fundamental promover las buenas prácticas de seguridad vial entre los usuarios que realizan actividades de mensajería en bicicleta. Estos actores viales realizan decenas de viajes al día y se exponen a diferentes riesgos al compartir el espacio en las vías con los demás actores del sistema de movilidad". 
 
El encuentro también presentó diferentes estrategias de sensibilización, como actividades que para que ciclistas reconocieran los puntos ciegos de buses, camiones y otros vehículos de grandes dimensiones. Por eso se utilizó un bus del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), en el que los domiciliarios tomaron el rol de conductor del bus y pudieron identificar los puntos en los que la presencia de una bicicleta es imperceptible. Así se intentó generar conciencia para que identificaran el riesgo de ubicarse en determinados lugares de las calles.
 
Durante la jornada estuvieron presentes representantes de la aplicación Rappi, una de las empresas con mayor número de usuarios que realizan entregas de domicilio en bicicleta, que cooperó con la entrega de cascos y reflectivos de brazos y piernas para los asistentes. 

La cantidad de bicicletas de domicilios en las calles también fue motivo de preocupación en el Concejo de Bogotá, sobre todo respecto a la permanencia en el espacio público de los bicitenderos. En la corporación se está tramitando un proyecto de acuerdo con el que se busca solucionar ese fenómeno. El proyecto plantea que se incluya dentro del listado de actividades económicas de aprovechamiento de espacio público aquellas asociadas al uso de la bicicleta como transporte de mercancías o domicilios. 

Asimismo, la iniciativa propone instalar un mobiliario urbano en el espacio público exclusivo para los bicitenderos, que tenga puntos de descanso, zonas de hidratación y módulos para estacionar bicicletas. 

844270

2019-03-11T08:03:46-05:00

article

2019-03-11T08:21:41-05:00

felipealttamar_82

none

Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Estrategias para garantizar la seguridad vial para domiciliarios en Bogotá

75

3230

3305