Estudiantes de Chía, Sopó y Cota, con los mejores puntajes en evaluaciones del Gobierno

Así lo determinó una investigación de la Universidad de La Sabana.

Archivo

Un estudio realizado por la Universidad de La Sabana resalta la oferta de educación de los 11 municipios más cercanos a Bogotá y considerados los más representativos de Cundinamarca, entre ellos Chía, Cajicá, Zipaquirá, Cota, Sopó Tocancipá, entre otros, que tienen una demanda escolar que no solo beneficia a sus habitantes sino también de la población de la ciudad.

Según el estudio, en la provincia se encuentran 224 colegios, en su mayoría privados, “lo que influiría en que la calidad de la educación sea buena”, dice la universidad, no obstante, Daniela Gracia, investigadora del campus, sostiene que “en Chía los funcionarios reconocieron que no existen diferencias entre la calidad educativa de los colegios públicos y privados”.

Las cifras indican que en este municipio la calidad educativa presenta buenos niveles, puesto que el 94 por ciento de los estudiantes de quinto grado alcanzaron niveles superior y muy superior con respecto al promedio nacional en las pruebas de lectura del Gobierno y el 83 por ciento en las de matemáticas.

Más allá de las pruebas de estado, otros municipios como Sopó y Cota, los cuales obtuvieron resultados por encima del 85 por ciento en ambas asignaturas, han encaminado su trabajo para reducir problemas en la población infantil como la deserción o el trabajo forzado. También han hecho jornadas escolares complementarias y de alimentación.

En cambio Tabio –único municipio que pasa raspando–, con un promedio entre las evaluaciones de matemáticas y lectura, solo el 40 por ciento obtuvo un buen nivel. “El problema también radica en que hay poca asistencia de niños a las escuelas debido a que los padres resuelven llevar a sus hijos a colegios de otros municipios”, agregó Gracia.

En cuanto a la cobertura de educación superior, la población de la provincia tiene la ventaja de que en Chía, Cajicá y Zipaquirá se encuentran instituciones universitarias.

Por ejemplo, el 32 por ciento de mujeres y hombres, cabezas de hogar y habitantes de los 11 municipios, han accedido a este tipo de educación. Estas universidades atienden la demanda de 27.459 estudiantes entre bogotanos y de la provincia.