Estudiantes de la Universidad Pedagógica volverán a clase el 10 de febrero

Noticias destacadas de Bogotá

La universidad tiene pendiente siete semanas de clase que corresponden al segundo semestre de 2019. La suspensión del semestre se dio por conflictos internos entre estudiantes y directivos se cancelaron las clases.

Reanudar el calendario académico era la prioridad tanto de directivos como de la mayoría de los estudiantes. En ese sentido, el Consejo Académico logró definir que el próximo 10 de febrero se reanudará el calendario académico de la institución, que se suspendió, formalmente, desde el 19 de noviembre de 2019.

Dentro de los acuerdos que logró la institución con estudiantes de cinco facultades se incluyeron las pautas para reanudar las clases del semestre que aun falta por terminar y las condiciones para iniciar el periodo académico 2020. Entre estas se encuentra permitir la apertura de la universidad para cumplir con sus funciones misionales, así como "se considera necesario que los estudiantes admitidos para el año 2020-1 ingresen junto a los demás estudiantes que también tendrán este semestre de manera integral, para llevar a cabo sus procesos formativos de calidad", informó la universidad en comunicado.

Además, se concertó vincular a los docentes catedráticos y ocasionales por cuarenta semanas en el 2020, dos más de las que habitualmente se acuerdan al año, para mejorar sus condiciones laborales. Mientras que los estudiantes que habían cancelado el semestre 2019-2, podrán hacer la gestión para su reintegro en el primer periodo académico de 2020, y se garantizó que no habrá estigmatización con aquellos alumnos que participaron en la asamblea permanente.

A lo largo de toda esta semana la rectoría, vicerrectoría académica y las decanaturas de estudiantes por facultades sostuvieron encuentros para tratar el tema del calendario académico y otros de interés general de la comunidad académica como: efectos presupuestales, valor de cursos intersemestrales, grados, etc. Por lo que durante esta jornada decisiva, el Consejo tuvo que decidir la mejor opción para la comunidad estudiantil. 

Hay que tener en cuenta que desde el año pasado, la relación entre directivos y estudiantes ha estado agrietada. De hecho, el 23 de octubre, un sector estudiantil radicó un pliego de peticiones ante el Consejo Académico con 12 exigencias.

“Exigíamos que se derogara el artículo 11 de las vinculaciones laborales de maestros catedráticos y ocasionales. Esta disposición dice que, en caso de anormalidad académica, el rector tenía la potestad de cancelar las vinculaciones, eso acarrea que los maestros no reciban salario y les causa una afectación enorme. Exigíamos la renuncia de un vicerrector de la universidad porque orientó la apertura de procesos disciplinarios de dos estudiantes por una discusión interna, pero eso se resolvió”, dijo esta semana José Luis Bejarano, representante estudiantil al Consejo Académico UPN, que radicó el pliego de peticiones.

Para tratar estos temas, se instaló una mesa de diálogo de la que participaron estudiantes, trabajadores, profesores y una comisión delegada de la universidad. Se logró un acuerdo en nueve puntos que tenían que ver con cuestiones operativas como la apertura de puertas, la no implementación de chips en el carné para ingreso y la ampliación del horario de entrada de la universidad.

“Existe una problemática interna, pero, incluso, en medio de la actividad académica se pueden seguir discutiendo y dialogando en la universidad. Hasta el momento, es un acuerdo que la mayoría de los programas ven la necesidad de terminar 2019 II y cursar los dos de 2020. En ese sentido, seguramente lo que va a suceder es que se reanuden las actividades académica y posiblemente construiremos una nueva mesa de reflexión con la administración, para ir sanando los conflictos internos”, concluyó el estudiante.

*    *     *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte en redes: