Faltan por talar al menos 40 árboles en la carrera novena, en Bogotá

En medio de la socialización que hizo el Jardín Botánico con la comunidad explicaron que harán plan de embellecimiento en la zona, pero no se llegó a ningún consenso. Habitantes del sector alertan que el Distrito no ha tenido en cuenta su negativa.

Archivo El Espectador - Mauricio Alvarado

El sonido de las motosierras a medianoche fue lo primero que alertó a los habitantes de la carrera novena, entre calle 72 y calle 85, de la tala de árboles que se adelantó en la zona. El corte de varios ejemplares causó la indignación de los bogotanos quienes la semana pasada se movilizaron en contra del plan del Distrito, del que aun faltarían al menos 40 árboles por cortar. 

Por ello y ante la masiva respuesta de los ciudadanos en redes sociales, el pasado martes el Jardín Botánico socializó las acciones con las personas que viven en la zona. De acuerdo con Sebastián Rojas, uno de los voceros del Chicó, a pesar de que en la reunión estuvo la directora de la entidad, "no se comprometieron a nada. Solamente justificaron lo que hicieron diciendo que solo eran ejecutores y que es la Secretaría de Ambiente la que define todo".

Según la información sumistrada a los habtiantes de la zona por el Distrito, la Secretaría de Ambiente autorizó la tala de 95 árboles, de los cuales tres se iban a trasladar. Esto se haría bajo conceptos técnicos que soportaban la intervención en la zona al considerar que se realizarían trabajos de embellecimiento, que consisten en la siembra de robles y liquidambares.

Así fue que se comenzó con la tala de 40 ejemplares que fueron los que causaron el revuelo en la ciudad. "No nos consultaron y al parecer el sustento no es correcto. Por eso primero hicimos una vigilia porque nos dijeron que volverían a la siguiente noche a seguir talando y lo siguiente fue una velatón, que fue el pasado sábado", dijo Rojas. 

 

Durante la reunión de este martes, los habitantes del sector mostraron su inconformidad con la tala, por lo que pidieron al Distrito socializar los diseños paisajísticos y resembrar especies como el falso pimiento, ya que en la zona se encontraban 22 diferentes tipos de árboles.

"Había árboles de más de 70 años que ofrecían servicios ecosistémicos diferentes. Lo que les dijimos es que no queremos más talas y que concerten qué van a sembrar, cómo van a conservar e incluso, hay vecinos que están pidiendo que se remplacen los árboles por especies del mismo valor de los que estaban antes", aseguró Rojas. 

Además pidieron suspender el corte de los 40 árboles que aun faltan por quitar, pues, dentro del plan debe haber una resiembra. Pero la sorpresa en la mañana de este miércoles fue que se continuó con la plantación de las dos especies de árboles que se incluyeron en el nuevo plan de paisajismo.

A pesar de que los vecinos intentaron resembrar algunas especies, estas las habrían quitado por funcionarios del Jardín Botánico. "En la actividad de siembra de hoy utilizaron transeúntes e incluso niños a los que no les contaron la historia completa. La vendieron como una inciativa de siembra, cuando se trata de una tala indiscriminada por un diseño paisajístico que es el que empezaron a implementar hoy".

Por ahora, los habitantes del sector esperan que no se continue con la tala de los árboles, por lo menos hasta que se llegue a un concenso de lo que quiere la comunidad con lo que planea el Distrito.