Familia de Andrea Cabrera será representada por el abogado Jaime Granados

Indicó que personas cercanas a la víctima extendieron un llamado a las personas que puedan tener conocimiento sobre los hechos que rodearon la muerte de la joven para que se pongan en contacto con las autoridades.

El abogado Jaime Granados representará a la familia de Andrea Cabrera Martínez como apoderado de las víctimas en el marco de la investigación que se adelanta para esclarecer la muerte de la joven, ocurrida el pasado fin de semana, luego de que ella saliera de rumba con un grupo de amigos en la Zona Rosa del norte de la ciudad. 

Por medio de un comunicado, el jurista indicó que la familia de la víctima les hace un llamado a todas las personas “que puedan tener conocimiento de los hechos que rodearon la muerte de Andrea para que se pongan en contacto con las autoridades y evitemos que haya nuevas víctimas”.

Granados aseguró que su participación en el proceso estará encaminada en el “esclarecimiento de la verdad de los hechos”. LEA: Muerte natural, la hipótesis de la policía tras el deceso de María Andrea Cabrera Martínez

 

Por otra parte, indicó que la familia ha decidido no pronunciarse ante los medios de comunicación o en las redes sociales frente a los hechos materia de investigación.

Esta semana el Brigadier General, Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, señaló que no hay indicios de que la muerte de la joven de 25 años se haya generado por un hecho delictivo. 

"Hasta el momento no hay ningún argumento de que se haya tratado de un tema delictivo o criminal en el que haya mediado la escopolamina (...) se podría tratar de una muerte natural", señaló el alto oficial.

La investigación preliminar de la Policía indica que ese día la joven departía junto a otras tres mujeres y cuatro hombres, todos conocidos entre ellos. Lea también: Los hechos que rodearon la muerte de la hija de un general (r) del Ejército, en Bogotá

A la salida del lugar, a las 3:30 de la madrugada, los jóvenes se trasladaron a un apartamento ubicado en Usaquén, en donde vive una de las mujeres del grupo de amigos.

Según las autoridades, a las pocas horas la joven les dijo a sus amigos que se sentía mal de salud. Por ello, llamó a otro amigo quien la recogió en ese punto y la llevó directamente a la sala de urgencias de la Fundación Santafé. Sin embargo, la joven llegó sin signos vitales.

Se tiene previsto que en las próximas horas el Instituto de Medicina Legal revele el informe de necropsia sobre las causas de muerte de la joven.