Feminicidio en Bogotá: asesinan a Claudia Johana Rodríguez en el centro comercial Santafé

Julio Alberto Reyes ingresó armado a la óptica en que trabajaba Claudia. La tomó como rehén y luego le disparó. La Policía intentó negociar con el asesino -expareja de la víctima- para que la socorrieran, pero fue imposible.

Twitter: @minoerik

Instantes de angustia se vivieron en el centro comercial Santafé, ubicado en el norte de la capital del país, cuando las autoridades ordenaron la evacuación del sitio después de que un sujeto armado tomó como rehén, y posteriormente le disparó, a una mujer que trabajaba en uno de los locales del lugar. De acuerdo con la Policía Metropolitana de Bogotá, la víctima del feminicidio fue Claudia Johana Rodríguez, de 40 años.

El agresor de Claudia fue su expareja, Julio Alberto Reyes, de 42 años, con quien intentaron mediar las autoridades hasta donde fue posible para evitar la tragedia. Al agotarse las instacias de negociación y no lograr ningún acuerdo con Reyes -quien además no permitió que socorrieran a Claudia cuando quedó herida, los policías le disparon, hiriéndolo en su cabeza y estómago. Según el general Hoover Penilla, Comandante de la Policía de Bogotá, el asesino tenía antecedentes penales por un homicidio cometido en 2006, pero solo pagó "algunos meses" de prisión luego de que alegara problemas mentales. Quedó en libertad.

“Teníamos la incertidumbre sobre si estaba o no con vida esta persona (Claudia Johana), al no permitir el ingreso al establecimiento. Eso era lo que nos impedía saber qué era lo que estaba sucediendo al interior”, explicó el general Penilla.

La retención y el asesinato ocurrieron en la óptica GMO, ubicada en el segundo piso del centro comercial (Plaza Italia - local 1-157). No se reveló por cuál puerta ingresó el homicida, pero llegó armado hasta el establecimiento. Apenas se conoció la situación, se activó el protocolo de seguridad para que las personas salieran del lugar y las autoridades pudieran acordonar el sector.

En diálogo con BLU Radio, Liliana Rodríguez, hermana de la rehén, confirmó que el agresor y su hermana se habían separado hace aproximadamente un mes. Además, reveló que la pareja tenía un hijo cuya edad no fue revelada. Las autoridades indicaron que habían establecido medidas de protección en la vivienda de la mujer ante amenazas del sujeto, pero no tenían contemplada seguridad en su lugar de trabajo.

Un helicóptero de la Policía de Bogotá llegó a sobrevolar el complejo comercial. Al lugar también llegaron unidades del Gaula y de un grupo especializado en estos casos (Goes - Grupo de Operativos Especiales), que se encargaron de evacuar completamente el Santafé pues muchas personas aún se encontraban en las funciones de cine de la franja nocturna, en la plazoleta de comidas, o en los baños.