Festival Iberoamericano de Teatro, el gancho para atraer turistas en Bogotá

El Distrito estima que el Festival servirá de vitrina de exhibición para que propios y extraños disfruten de la oferta turística de la ciudad.

Facebook.com/FITBogota

Al menos un millón de personas –entre espectadores, turistas, visitantes y participantes– prevé el Distrito que acudan a la diversidad de eventos y festividades ideadas en el marco del Festival Iberoamericano de Teatro, que arranca este viernes 11 de marzo en Bogotá y que se extenderá hasta el 27 de marzo.

De acuerdo con la directora del Instituto Distrital de Turismo (IDT), Adriana Marcela Gutiérrez, para la versión XV del Festival se han dispuesto 320 mil localidades, 63 escenarios, 41 salas, 108 calles intervenidas, 134 obras, 32 países invitados, 3.650 actores y 100 directores.

“Esta es una fiesta que servirá de puerta de entrada para la llegada cerca de un millón personas entre espectadores, turistas, visitantes y participantes. Las salas, los teatros, las calles y el epicentro artístico de Latinoamérica; están listos para recibir a quienes buscan disfrutar de los espectáculos y de una ciudad inagotable, maravillosa y encantadora”, aseguró la funcionaria.

Según el Instituto Distrital de Turismo, el Festival servirá de vitrina de exhibición para que un “incalculable número de personas” se motiven a conocer y disfrutar tanto del evento como de las actividades paralelas que se viven durante su desarrollo.

“Para este año los turistas y visitantes se encontrarán, no solo con unas puestas en escena renovadas y llena de fantasía, sino que nuestra oferta turística estará complementada con la nueva programación para la Semana Santa y los demás segmentos turísticos que promueve la ciudad durante esta época del año como son la gastronomía, la naturaleza y el turismo religioso”, destacó Gutiérrez.

Durante el desfile inaugural del Festival, que será el 12 de marzo por la carrera Séptima, la Administración Distrital hará un reconocimiento a las fiestas populares del país, como el Carnaval de Barranquilla, el Salsódromo de Cali, el Joropódromo y el Sanjuanero huilense.

“Actividades como esta nos permiten que revitalicemos productos turísticos actuales, que desarrollemos y diversifiquemos los nuevos productos y que valoricemos aún más los activos culturales de la ciudad, ampliando las audiencias de quienes aprecian y disfrutan del arte y cultura entre otros”, concluyó la directora del IDT.