Festivales al Parque: la salsa vuelve a la Plaza de Bolívar y el jazz se queda en el Country

El evento de Hip Hop pasará de tres a dos días, debido a sus antecedentes violentos. Idartes busca alianzas con privados para hacer los festivales autosostenibles.

Jazz al Parque se seguirá celebrando en el parque del Country. / Cortesía Idartes
Jazz al Parque se seguirá celebrando en el parque del Country. / Cortesía Idartes

Juan Ángel, director del Instituto Distrital de las Artes (Idartes), tiene a su cargo la organización de los eventos culturales más representativos de Bogotá: los Festivales al Parque. A comienzos de este año, propició una intensa discusión en el sector cultural de la ciudad, cuando anunció su propuesta de fusionar Jazz, Colombia y Salsa al Parque, una idea que tuvo que reversar después de una ola de críticas. Sin embargo, esos eventos sí serán objeto de cambio.

Salsa al Parque, por ejemplo, volverá el 19 y 20 de noviembre a la Plaza de Bolívar, su sede emblemática, después de que el año pasado se celebró en el Parque Simón Bolívar. Colombia al Parque (agosto 20 y 21) contiunará en el parque de Los Novios. El festival de Jazz seguirá celebrándose en el Parque del Country, a pesar de que esta administración proponía pasarlo al Parque San Andrés, detrás del Portal de la 80, debido a las constantes quejas de los vecinos por el ruido. La razón por la que los jazzeros se mantendrán en su sitio, al menos por este año, es que ya es muy tarde para hacer el cambio, pues se celebrará el 10 y 11 de septiembre.

Hip Hop al Parque (22 y 23 de octubre), por otra parte, durará un día menos, debido a los altos índices de violencia que ha registrado. En la anterior edición apuñalaron a 80 asistentes y también se han vuelto recurrentes los robos. “Esa población tiene tantos problemas de violencia que no se puede estimular para que sea un gran festival. Entre más grande sea, más violencia hay. Por eso decidimos realizarlo en dos días, y no en tres”, explica Ángel.

En estos eventos la masiva participación ha generado molestas aglomeraciones en las afueras de los escenarios al final de cada jornada, y las consecuentes dificultades en la movilidad. El director de Idartes anuncia que, luego de dialogar con Transmilenio, llegó a un acuerdo para evacuar a los asistentes en buses del SITP. Se ampliará la flota hasta pasada la medianoche y la primera prueba se realizará en Rock al Parque, el 2, 3 y 4 de julio, en las vías aledañas al Simón Bolívar.

Alianzas con privados

De los $8.000 millones que el Distrito invertirá en música este año, $6.000 millones se destinarán a los Festivales al Parque. Para Juan Ángel, esa no es una política correcta. “Rock al Parque, por ejemplo, que logra una asistencia de 300.000 personas, tiene un potencial enorme para conseguir patrocinadores privados”, dice.

Luego de que Rock al Parque perdió el patrocinio de la ETB, Ángel y su equipo se lanzaron a buscar aliados y consiguieron el apoyo de algunas marcas: Yamaha, Red Bull, Dr. Marteens. También están negociando con Tigo para que brinde cobertura con su señal durante los tres días de festival en el Simón Bolívar.

“Queremos que todos los Festivales al Parque tengan anunciantes poderosos”, dice. Así, estos eventos entrarían en sintonía con la fuerte apuesta de la administración de Enrique Peñalosa para financiar sus proyectos: las alianzas con privados. Para el funcionario, de ese modo quedarían recursos libres para invertir en la formación de músicos y se mejoraría la circulación de sus producciones, en vez de gastar la mayoría del presupuesto en los festivales.

Temas relacionados

 

últimas noticias